El título de este espacio editorial concuerda seguramente con la dedicatoria que hizo el exalcalde de Mineral de la Reforma Filiberto Hernández Monzalvo cuando ganó, de manera cuestionada, la elección a la presidencia municipal por allá de julio de 2011. Y quizá esta suposición no está del todo descabellada, si recordamos que ese núcleo es el eje fundamental de toda buena sociedad. Tan cierto habrá sido que tendió a diestra y siniestra la flotilla vehicular del ayuntamiento al servicio de los suyos. Ya embalado en la cascada de acusaciones, el presidente municipal Raúl Camacho reveló que su antecesor dejó en malas condiciones el parque vehicular de la alcaldía. Además, tenía tres unidades oficiales con vidrios polarizados asignadas a familiares: dos para escoltas de sus hijos y una más para su mamá. El reportero Víctor Valera rescata declaraciones del edil panista que a su llegada observa un ayuntamiento en ruinas, por ello propuso a la asamblea vender la mitad de los 140 vehículos oficiales para aligerar la carga fiscal de ese importante municipio metropolitano. La calificación del parque vehicular, “del uno al 10, es de cinco”, declaró Camacho durante la anterior sesión de cabildo donde los regidores aprobarían la venta de los autos, sin embargo la propuesta quedó pendiente. Por lo anterior cabe señalar que si el cabildo, principalmente los miembros de extracción priista, se jacta de ser un órgano socialmente responsable debería aprobar sin miramientos la proposición si es que se quiere rescatar del naufragio financiero a las y los mineralenses. Lo anterior se convierte en un aliciente más para que Raúl Camacho emprenda acciones legales en contra de Hernández Monzalvo, como anticipó la semana pasada luego de darse a conocer que robó información confidencial de contribuyentes del predial del municipio. Dicho sea de paso, el alcalde también propone vender los autos chatarra, luego que hay carros con más de cinco años de antigüedad en el corralón, espacio cuya renta cuesta al municipio 15 mil pesos mensuales. La respuesta al desorden financiero está del lado de los asambleístas, esperemos que la postura no sea defender lo indefendible. De filón. Se aproxima la disputa por el presupuesto del siguiente año, y la bancada hidalguense está lista para defender cada peso. Ojalá que el éxito esté de su lado y no corran la misma suerte que sus iniciativas.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios