La Garza lectora

148
Garza lectora,El Principito

La oscilación de la memoria

Catalina Santiago González

Christian Negrete Perales

Nació el 8 de julio de 1980 en la capital del estado de Hidalgo. Durante una parte de su vida vivió junto a su familia en las inmediaciones del Valle del Mezquital, lugar que abandonó para comenzar sus estudios en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) en la licenciatura en derecho.

Aunado a lo anterior, cursó la maestría en justicia federal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) y en derecho civil y mercantil por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Formó parte de instancias como el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo (TSJEH), la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la delegación en Querétaro de la Procuraduría General de la República (PGR); además de ser socio fundador y director general del Centro de Justicia, Legalidad y Derechos Humanos AC.

Con la obra La oscilación de la memoria, que originalmente llevaba por título Historias sin importancia, ganó el Premio Estatal de Cuento “Ricardo Garibay” 2017; actualmente es becario del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico en Hidalgo PECDA 2018, en la categoría de creadores con trayectoria, y está en espera de la publicación de su siguiente obra: Acércate a la lumbre.

Garza lectora,memoria

“Mi existencia era un cúmulo de patéticas rutinas. Lo absurdo de lo absurdo es que el final no parecía cercano. El azar había fallado una y otra vez, por eso tuve que tomar medidas.”

Esas palabras son parte del soliloquio que Cristian Negrete tituló “Imbécil vida fracasada”, uno de los seis cuentos que conforman La oscilación de la memoria. Ese libro es la primera publicación del autor y surge como resultado de haber ganado el Premio Estatal de Cuento “Ricardo Garibay” 2017.

En la esencia de esa obra se registra la catarsis que sufre Negrete al enfrentarse a las consecuencias de sus decisiones personales y profesionales, mismas que comparte con los personajes principales de sus cuentos.

El sello característico de la prosa de ese joven abogado es una simbiosis entre lo jurídico y la melancolía de la vida, en la que destaca el lenguaje espontáneo de sus personajes y la constante referencia a los fenómenos sociales contemporáneos.

Sin duda, esos elementos hacen que la obra tenga la fluidez adecuada para transmitir a los lectores las emociones que viven sus protagonistas y que pueden constatarse en el siguiente fragmento: “Ahora estás en el suelo, lleno de orificios a los pies de la Victoria Alada y totalmente derrotado. Piensas en el indulto, ¡el indulto! Te ahogas con tu propia sangre, tu corazón apenas se mueve, tu último anhelo es que quizá arriben al lugar algunos periodistas, inclusive alguno de Televisa. Tal vez te mencionen en el noticiero nocturno y así, por lo menos hoy, seas noticia nacional”.

En los cuentos que integran La oscilación de la memoria, Christian nos regala bocanadas de verdad en las historias que narra, mismas que de ninguna manera se reducen a un final feliz donde sus personajes lleguen intactos al éxito, por el contrario, esa obra da cuenta de la metamorfosis que un ser humano tiene al vivir, sin excluir las huellas emocionales que causan los tropiezos y desaciertos de la cotidianeidad.

Su lectura invita a la reflexión sobre el impacto que tienen los libros que leemos en las decisiones que tomamos y cómo afrontamos las consecuencias de las mismas, sin caer en los ya clásicos juicios morales sobre la conducta humana en la convivencia social.

Otra de las peculiaridades en ese esfuerzo literario es la recurrente relación de los escenarios que brotan de la imaginación y los recuerdos del autor con la arquitectura hidalguense, inclusive en el cuento titulado “Flâneur por Delft” logra fusionar con gran acierto y en una sola atmósfera los emblemáticos edificios de la capital hidalguense con la ciudad holandesa.

Sin duda, la lectura de esos relatos hará que los lectores se sumerjan en un viaje por la ironía de la vida, germinado del hastío que causa la predecible desgracia contemporánea.

Comentarios