La reina de los cipayos

Catherine Clément

Beatriz Méndez
Equipo de fomento a la lectura

Catherine Clément
Nació en Boulogne-Billancourt, Francia, en 1939; es una reconocida filósofa, feminista, crítica literaria y novelista. Obtuvo el grado de filosofía por la École Normale Supérieure < Jacques Lacan. Ha trabajado en campos de la antropología y el psicoanálisis.

cipayos,Garza lectora

Dirige la Universidad Popular del Quai-Branly de París y colabora con la emisora de radio France Culture. Pasó cuatro años en la India, luego cinco en Austria y finalmente entre 1996 y 1999 vivió en Senegal. Es autora de numerosos libros, algunos de inmenso éxito internacional como El viaje de Teo (Ediciones Siruela, 2002) o Por amor a la India.

En ocasiones leer temas de historia resulta tedioso, pero ¿qué tal si al mismo tiempo que lees la historia de algún país te encuentras con la historia de una mujer viuda que fue dirigente de un ejército? La historia no resultaría tan aburrida como pudiste haber imaginado antes y sabrías que los héroes no solo son hombres, sino también mujeres.

La reina de los cipayos narra la historia de la rani Lakshmi Bai (1828-1858), una niña que estaba destinada a ser reina; ella nació en una casa de brahmanes, en India, un país en el que el destino de una hija de convertirse en soberana no se podría concebir como algo natural, sin embargo, su padre era el más feliz de saber que su hija sería una reina. Lakshmi Bai creció en un pueblo en el que convivía con niños con los que aprendió a comportarse como ellos: sabía montar y hacer cosas que podrían no parecer específicos de una niña.

Lakshmi Bai fue criada por su padre porque su madre falleció cuando ella tenía apenas cuatro años. La próxima reina siguió todas las tradiciones de su país y se casó con un maharajá a los 12 años, tuvo un hijo y lamentablemente este falleció a los cuatro meses de edad; las leyes del país oriental dictaban que era necesario que existiera un heredero, motivo por el cual mientras estuvo casada con el maharajá adoptaron al sobrino de este último, Rao Damodar, a quien la soberana quiso mucho y a quien se echó a la espalda para poder pelear.

Las leyes que tenía la Compañía Británica de las Indias Orientales no permitía que Rao Damodar fuera el heredero universal, motivo por el cual la rani contrató a un abogado inglés y al ver que no tenía otra opción, decidió conformar un ejército de 14 mil personas, entre ellos hombres y mujeres; fue la primera vez que en un ejército había mujeres y hombres.

El espacio temporal en que se ubica dicha historia data de principios del siglo XVII, cuando Inglaterra buscaba expandir sus dominios e inició intercambios comerciales con la India a través de la Compañía Británica de las Indias Orientales, que podía explotar los recursos minerales del lugar, reclutar soldados indígenas y conquistar territorios.

La soberana enviudó y debido a los conflictos que existían en el país, la rani huyó a otro lugar con su hijo; los problemas se acrecentaron cuando Hugh Rose decidió sitiar la ciudad, la guerra se aproximaba y Lakshmi Bai sabía que tenía que salir a luchar y encabezar el ejército, no era un panorama desconocido para ella debido a que desde pequeña aprendió a cabalgar y utilizar las armas gracias a la educación de su padre.

Los ingleses le llamaban Juana de Arco y es uno de los personajes más queridos en la historia de la India; su última batalla fue la de Gwalior, cuando los cipayos vieron que estaba muerta decidieron quemarla para que las tropas enemigas no pudieran llevársela.

La reina de Jhansi era una transgresora que al enviudar decidió no seguir las reglas de una viuda, que eran que la esposa tenía que ser quemada viva y hacer cosas que provocan que las personas que conocen su historia quieran ser como ella y sepan que a pesar de vivir en un país donde muchas cosas son prohibidas, en algún momento existió una mujer que logró trascender y llegar a convertirse en un símbolo no solo para quienes habitan ese sitio, sino para más personas.

Quienes deseen conocer más sobre la historia de la India deberían leer La reina de los cipayos y conocer la historia de la reina de Jhansi, quien fue una heroína, y que además puede ser un referente para muchas niñas y niños, es decir, es un buen libro para comenzar a cambiar algunos estereotipos que hay en la sociedad.

Comentarios