LAURA TREJO / PAOLA JUÁREZ
Pachuca

Con casi 90 años dedicados a la producción y venta de carnitas, La Gran Titania, ubicada en el corazón del centro histórico de Pachuca, se ha mantenido viva gracias a su tradición familiar.
Juan Carlos Granados cuenta que su abuelo Aristeo Granados fue el fundador del negocio en 1927 cuando el mercado Barreteros fue fundado, su nombre proviene de la titania, que es una piedra preciosa.
Durante sus inicios fue una carnicería, pero al mismo tiempo se dedicaba a la venta de carnitas de cerdo. Al pasar los años el negocio quedó en manos de Aristeo Granados Carillo, padre de Juan Carlos, y desde hace poco más de 28 años se dedican solamente a la venta de carnitas.
Actualmente Juan Carlos Granados es el responsable de ese negocio familiar junto a sus hermanos Gustavo, Adrián, Ignacio y Jesús; cada uno desempeñando labores diferentes en el establecimiento.

“Mi papá me enseñó a hacer chicharrón, me enseñó a hacer tacos, me enseñó a despachar, me enseñó a tratar a la gente, todo lo que sé lo aprendí de mi papá”, comentó.

Juan Carlos manifestó que han vivido de todo, situaciones tanto buenas como malas, emocionales, crisis económicas, cambios como la remodelación de la calle Guerrero, la cual describe como caótica.
“Yo creo el centro, en todos lados es el centro, la transformación del centro fue muy difícil para la gente.
“Reactivar la economía no depende de lo que está pasando muchas veces afuera, igual hay que poner atención de lo que se hace adentro.”

Una de las tradiciones de La Gran Titania son sus salsas: la verde, la roja y la de mora, cada una de ellas elaboradas por Juan Carlos y su familia

Durante los fines de semana y la época de vacaciones arriban a ese negocio turistas de varios países como China, Estados Unidos y Eslovaquia, así como de otros estados del país.
Una de las tradiciones de La Gran Titania son sus salsas: la verde, la roja y la de mora, cada una de ellas elaboradas por Juan Carlos y su familia.

“La más tradicional es la verde, mis hermanos algunas veces la llamaban ‘la venganza de Moctezuma’, que le quema la boca a los extranjeros; es una salsa más condimentada, es una especie de guacamole, pero no es guacamole.”

Por el lado de las carnitas, entre semana ofrecen maciza, buche y cuero, mientras que los fines de semana ofrecen nana, buche, cuero, costilla y surtido, que lleva de todo.
“La tradición del negocio: conservamos todavía los mismos sabores, las mismas tradiciones de guisar, higiene y buena atención.”

JORGE ALLEC JORGE ALLEC2 JORGE ALLEC4

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorMisión: sortear el bloqueo
Artículo siguienteSuspenden contingencia ambiental en Valle de México
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo