La hora de la ciudadanía

919
editorial

Muchos han sido los reclamos de un amplio sector de la sociedad civil que busca inclusión en la toma de decisiones dentro del gobierno, no como servidores públicos sino como ciudadanos libres en busca de un mejor futuro. Esta aspiración es una realidad a medias tras la reciente reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública en el Congreso del estado. Ahora la ciudadanía será tomada en cuenta en la elaboración del plan de desarrollo municipal y en aquellas acciones que tengan que ver con obra pública. Por supuesto que la lucha no está concluida, la determinación queda a voluntad de las asambleas municipales que tienen en su cancha la responsabilidad de aprobar los reglamentos correspondientes para poder dar validez a la referida ley. Los cabildos tendrán que sesionar oportunamente para avalar dicha iniciativa, con el fin de establecer los lineamientos para realizar dinámicas de participación dentro de las demarcaciones. Hasta aquí parece que ganan las y los ciudadanos hidalguenses, con las reservas que implica el letargo legislativo municipal, pero la cosa se complica en lo relativo a los programas y políticas de orden estatal. De acuerdo con las reformas al artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Hidalgo, le tocará a la Secretaría de Planeación del gobierno estatal fomentar la participación ciudadana en la planeación y evaluación de acciones y programas correspondientes a la entidad. Qué significa esto, que el Ejecutivo continuará coordinando a través de 17 comités de planeación regionales y 84 comités municipales las estrategias de desarrollo mediante la focalización de problemas y medidas de atención a los mismos. Como sea, con la aprobación de reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública la 62 Legislatura abre una brecha para que la opinión ciudadana sea tomada en cuenta en las decisiones que más convengan a las localidades. Los retos ahora serán evitar que los acuerdos se politicen, que los reglamentos municipales no estén hechos a modo, encontrar los canales adecuados para que la participación sea efectiva sin que los actores de gobierno obstaculicen las buenas intenciones de cambio. De filón. El Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo lanzó una campaña para el uso y cuidado de las unidades del Tuzobús, lo que en ningún lado se indica es cómo mejorará el servicio ante las reiteradas quejas.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios