Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

En 2010 circuló el libro Grandes mujeres de la periodista española Teresa Vallbona, bajo el signo Océano-Ámbar, que resultó todo un compendió de integrantes del mal llamado sexo débil, a las cuales diseccionó de acuerdo con las actividades que emprendieron.
Nada fácil la investigación de la escritora, porque no presenta ciertas superficialidades, sino indaga en aspectos de su conducta personal, algunos conocidos y otros puestos al descubierto.
Son ocho los grandes apartados en los que ubica a sus figuras femeninas, todas, en algún momento, parte de la curiosidad pública.
En breve introducción cita: “Si algo las define es su carácter visionario. Todas ellas han abierto nuevos caminos, se han impuesto ante el mundo dominante y, sobre todo, se han reinventado”.
En el primer grupo, el lado femenino de la historia cita, entre otras, a Cleopatra (entre la ambición y el reinado de Egipto), Juana de Arco (de heroína militar a santa) y Jacqueline Kennedy (una primera dama deseosa de poder).
Pioneras de la ciencia: Florence Nightingale (la primera enfermera de oficio), Marie Curie (pasión por la radioactividad) y Amelia Earhart (una vida entregada al vuelo).
Las grandes novelistas: Virginia Woolf (una vida entre la realidad y la ficción), Agatha Christie (la dama del suspense) y Ana Frank (la guerra narrada por una niña).
Tras la gran pantalla: Marlene Dietrich (una estrella con convicciones políticas), Marilyn Monroe (la rubia explosiva del cine americano) y Sophia Loren (una leyenda del cine clásico italiano).
Del lienzo a la fotografía: Tamara de Lempicka (una artista libre y moderna en el Paris de la década de 1920), Frida Kahlo (pasión e identidad nacional) y Annie Leibovitz (mirar la vida a través del objetivo).
Grandes voces: del blues al pop Édith Piaf (la vida de la chanson francaise), María Callas (una ‘casta diva’ caprichosa y con carácter) y Madonna (la Reina del Pop).
Pasión por el baile: Mata Hari (de princesa de Java a espía internacional), Carmen Amaya (del baile del Somorrostro al mundo entero) y Pina Bausch (renovadora de la danza moderna).
Del pret a porter a la pasarela: Coco Chanel (la mujer moderna viste trajes modernos), Mary Quant (la madre de la revolucionaria minifalda) y Naomí Campbell (una pantera negra caprichosa y polémica).
Y agrega Vallbona: “La fuerte confianza en ellas mismas, a veces derrumbada por una sociedad cerrada y moralista, ha sido la clave de su éxito. Bienvenido/a a un mundo femenino, dominado y dirigido por ellas: madres, esposas, pioneras y revolucionarias”.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios