Como parte de la formación integral de niños y adolescentes en la educación básica y debido a que las manifestaciones artísticas movilizan diversos saberes socioculturales, entre los cuales se encuentran los de los pueblos originales de México, la asignatura de artes se concibe como un espacio en donde los estudiantes contarán con experiencias cognitivas y afectivas, a través de la danza, la música, el teatro y las artes visuales.

Podría decirse que la danza es una actividad humana universal, porque se extiende a lo largo de toda la historia de la humanidad, a través de todo el planeta, contempla a ambos sexos y es para todas las edades; motora, porque utiliza el cuerpo humano, a través de técnicas corporales específicas, para expresar ideas, emociones y sentimientos condicionada por una estructura rítmica; polimórfica, porque presenta múltiples formas, que pueden ser clasificadas en arcaicas, clásicas, modernas, populares y popularizadas; polivalente, porque tiene diferentes dimensiones: el arte, la educación, el ocio y la terapia; compleja, porque conjuga e interrelaciona varios factores como lo son biológicos, psicológicos, sociológicos, históricos, estéticos, morales, políticos, técnicos, geográficos, y edemas, porque conjuga la expresión y la técnica y es simultáneamente una actividad individual y de grupo, colectiva.

En su sentido pedagógico la danza, en conjunto con otras disciplinas, contribuye a la formación integral del estudiante, por lo cual es necesario abordarla a partir de sus dimensiones artística y cultural, al evitar la idea de que ese tipo de expresión es solo para unos cuantos.

“La enseñanza de la danza en la educación básica no aspira al estudio exhaustivo de la disciplina, más bien ofrece a los alumnos experiencias de aprendizaje que les permite desarrollar un modo de pensar, que involucra su mundo interior, así como una forma sensible y flexible de conocer y relacionarse con el mundo exterior.

Su función principal es acercar a los estudiantes al reconocimiento del cuerpo y del movimiento como un medio personal y social de expresión y comunicación, y como una forma estética que les permitirá conocer y comprender diversas formas de ver e interpretar el mundo”.

Sus objetivos son despertar en los adolescentes la curiosidad por observar el cuerpo y el movimiento como parte de la actividad humana en diferentes contextos históricos y culturales; brindar a los estudiantes elementos propios del lenguaje de la danza que les permita reconocer las formas corporales, así como proporcionarles los conocimientos que favorezcan la comunicación de sus ideas, pensamientos, sentimientos y emociones personales.

Buscan constituir una forma de sentir, actuar y pensar que ponga en juego las habilidades cognitivas, motrices y sensibles con el fin de que los estudiantes se adentren en el conocimiento de sí mismo y de los otros, a través de la danza, sin perder de vista el respeto y la comprensión de formas similares y diferentes de representar la realidad, tanto de personas como de grupos sociales.

Comentarios