Las plataformas educativas en este periodo de contingencia se han convertido en una eficaz herramienta en los programas de educación a distancia y también presencial debido a que proporcionan un sentido de compromiso y responsabilidad compartida entre profesores y estudiantes, sin comprometer la capacidad de acceder a materiales de aprendizaje en línea en cualquier momento. Además ese tipo de recursos tecnológicos les permite a los estudiantes aprender de una manera más auto-didacta, y de una forma que se adapte a su propio estilo y tiempo de aprendizaje.

Para la creación de un curso en alguna de estas plataformas, se requiere de herramientas informáticas especiales que capturen la actividad de la pantalla. Cuando se ha instalado el software, o se utiliza una aplicación online, y siguiendo la metodología antes mencionada se podrá realizar un buen curso en línea en poco tiempo, además con la mayoría de los programas se pueden realizar diversas funciones como pueden ser ediciones en el video y el audio.

Finalmente, ese se podrá guardar en el formato que más convenga al profesor y al estudiante.
Para ver un curso diseñado en una plataforma educativa, solo se necesita un navegador web con un reproductor de medios, tales como QuickTime, Flash o Windows Media Player. Un curso realizado en una plataforma educativa puede ser revisado en la red o descargado y visto más tarde. Esas herramientas proporcionan a los estudiantes diferentes clases en linea en donde ellos pueden observar y revisar el material tantas veces como les sea necesario, para poder lograr comprender los conceptos.

A pesar de ser una herramienta relativamente nueva, el uso de las plataformas educativas a distancia ha ido en aumento en este periodo de contingencia a nivel mundial. En el futuro próximo, esas herramientas de comunicación serán cada vez más comunes y de uso obligado en los programas de educación a distancia y presencial.

Al incorporar el uso de las plataformas educativas en la educación actual, los alumnos presentarán más interés. Primeramente porque en esa el uso de la tecnología es algo de todos los días, los jóvenes están tan acostumbrados a la tecnología que podríamos decir que no pueden vivir sin ella (celulares, computadora, ipod, televisión, Internet…). Para los alumnos es atractivo el uso de herramientas tecnológicas en su formación educativa y son de gran utilidad tanto para construir nuevo conocimiento como para fortalecer el conocimiento ya existente.

Además obtenemos innumerables beneficios, entre los que destacan la reducción de costos educativos, la flexibilidad de asistencia tiempo y ritmo, la inmediatez, innovación y multiformatos, además que desarrollan habilidades de búsqueda, análisis, y síntesis de información, y habilidad para trabajar conjuntamente con otros estudiantes.

Concluiría diciendo que fue bastante conveniente la incorporación de las plataformas educativas en este periodo de contingencia, y un ejemplo de esto es el empleo de las plataformas educativas para la enseñanza de las artes a través de herramientas informáticas que permitieron el desarrollo de la creatividad de los alumnos en las áreas de la danza, música, teatro y las artes visuales.

Comentarios