“El problema con la aplicación es que funciona en celulares más caros, por ejemplo, con marcas como Samsung o iPhone, además de que el proceso de registro es sumamente lento, pues dura incluso hasta ocho minutos”, afirmó Iván Pérez.
Los aspirantes a ser candidatos independientes manifestaron que con esas deficiencias difícilmente podrán lograr recabar el apoyo ciudadano en el plazo de 60 días, porque algunos detectaron que han perdido hasta 20 por ciento de las firmas obtenidas y el trámite tarda hasta ocho minutos por cada registro.
Martha Beatriz Córdova mencionó que esas irregularidades ya las informó al Instituto Nacional Electoral (INE) y pidió la ampliación del plazo para recabar el apoyo ciudadano, pero el organismo le respondió que no habrá prórroga porque los tiempos están debidamente establecidos, por lo que decidieron hacer pública la inconformidad.
En el primer avance preliminar de apoyos ciudadanos enviados al INE se observa que la mayoría de los aspirantes en Ciudad Juárez lleva una baja cantidad de firmas registradas, porque entre los ocho de 10 que estaban activos durante ese periodo habían reunido, en conjunto, 4 mil 286 firmas.
El único aspirante con mayor cantidad de firmas obtenidas en Ciudad Juárez a la fecha del primer corte difundido por el INE es Iván Pérez Ruiz, quien llevaba mil 697 firmas, que representan 30 por ciento de las 5 mil 603 que requiere para obtener la postulación.
Lo que comparto antes es para dejar ver como si no es por una, es por otra cosa por lo que siempre habrá quejas, válidas o no; proponer es lo que hace falta siempre, pues en este país somos muy dados a encontrar los errores, que todo mundo puede cometer, pero no somos nada buenos para al menos proponer remedios, alternativas y soluciones.
Buenos para refutar, pero muy malos para argumentar lo que podría o debería ser. Ya basta de la pereza mental y la falta de opciones, que nos presentan como un pueblo sin capacidades para salir adelante, mismo asunto que nos lleva a no sentirnos capaces, que nos hace también sentirnos menos o de segunda, hay que proponer o mejor dicho hay que hacer, valga la redundancia, y hacerlos encontrar las vías para empujar a la autoridad encargada lo que sea que esté mal, para decirle cómo, decirle porqué y hasta por dónde habrá que moverse, ya que ellos no lo hacen, y cuando lo hacen, lo hacen mal.
Somos perfectamente capaces si nos ponemos a trabajar en serio y a hacer las cosas de verdad con filosofía y actitud ganadora, y sí podemos lograr lo que sea. No solo con las cosas de gobierno, con los empresarios también, insisto, en lo que sea, claro que se logra y avanzaremos, creceremos, maduraremos; el bienestar sabe mejor así. ¡Vamos mexicanos!

Comentarios