Hay en el mundo máquinas que piensan, aprenden y crean, su habilidad se incrementa rápidamente hasta que se asemeje a la mente humana.

Durante la Feria Universitaria del Libro (FUL) 33, que fue realizada de manera virtual, charlé con expertos de un tema muy novedoso e importante, este concepto posmoderno es la realidad virtual que suena a ciencia ficción y fantasía.

Los científicos como el doctor Félix Castro, de nuestra casa de estudios y presidente de la Sociedad Mexicana de Inteligencia Artificial; el doctor Hiram Ponce, de la Universidad Panamericana; el doctor Miguel González Mendoza, del Tecnológico de Monterrey.

Ellos abordaron temas de cómo se aplica la inteligencia artificial sobre los principales paradigmas y las llamadas tecnologías exponenciales que han brindado a la humanidad y contexto moderno en nuestros días y nuestra sociedad.

La inteligencia artificial trata de desarrollar sistemas inteligentes es decir, sistemas que exhiban capacidades que asociamos con la inteligencia humana, como aprender, razonar, resolver problemas, tomar decisiones, entender el lenguaje natural. Así como proyectar los retos e impactos éticos, legales y sus perspectivas futuras sobre algunas áreas de oportunidad en las que México puede sobresalir e impactar positivamente en estos tiempos de pandemia y con una nueva experiencia la educación virtual o a distancia en nuestra sociedad.

La cuarta revolución industrial ha marcado pautas en la tecnología con investigación en inteligencia artificial, la red 5G, gemelos digitales, el Internet de las cosas esto ha avanzado en escasos 70 años con el desarrollo de las matemáticas utilizando sofisticados algoritmos logrando impactar tanto como cuando se descubrió la electricidad.

Cabe preguntarnos qué es la inteligencia artificial: es el campo científico de la informática que se centra en la creación de programas y mecanismos que pueden mostrar comportamientos considerados inteligentes, “la habilitad de una computadora digital o controlada por un robot para realizar tareas comúnmente asociadas con la inteligencia de los seres”. El padre del concepto fue John McCarthy en la década de 1950, pero hay un sinnúmero de definiciones o concepciones sobre el término.

Su aplicación en la industria cada día es inevitable, está digitalizada, los datos son generados procesados y analizados con plantas automatizadas y sistemas, la planificación, el diseño de productos, maquinaria y las operaciones de producción logran mayor eficiencia y eficacia para fabricar volúmenes altos de bienes de alta calidad con menor costo de una manera más rápida.

Así que las máquinas autómatas recopilan información de altas magnitudes de datos para optimizarlos en sus procesos de la operación en tiempo real. Todo esto se puede lograr, etapa por etapa utilizando la inteligencia artificial.

La industria 4.0 está en boga creciendo con soluciones de software inteligentes porque permiten utilizar datos generados por una fábrica para identificar tendencias y patrones que se usan para hacer los procesos de fabricación Machinelearning es decir aprendizaje-razonamiento-toma de decisiones.

Empresas como Amazon sostiene buena parte de su negocio sobre los sistemas de machinelearning.

“Crecer como negocio, mejorar la experiencia del cliente ni seleccionar y optimizar su logística”.

El CEO Jeff Bezos gastó un total de 25 mil millones de dólares en Estados Unidos y que en los últimos ocho años ha invertido en Europa un acumulado de 27 mil millones de dólares en I+D+I. para colocarse en el ranking de gasto en I+D+I en todo el mundo como el número uno, según el informe Global Innovation 1000.

En los últimos años las innovaciones tecnológicas han sido un detonante para el crecimiento y desarrollo económico y la inteligencia artificial es el eje tecnológico más trascendental de la era ante la capacidad de los robots para mejorar su rendimiento con escasa o ninguna intervención de los seres humanos. Muchas veces dan motivo a confundir inteligencia artificial, robótica, aprendizaje de máquinas, Big data, etcétera.

La inteligencia artificial y la automatización de tareas, son términos que tiene ver con la programación de computadoras, no con la creación de una inteligencia. Robots industriales, drones, o estanterías que se organizan por sí mismas, son ejemplos de máquinas programadas.

La eficacia de todo trabajo tiende a la sistematización, mecanización y automatización, que son conceptos diferentes a la inteligencia artificial. Ante las mejoras que la inteligencia propone se orientan a problemas específicos o labores concretas, generalmente en funciones de apoyo que pueda suponer en sectores económicos dependerá en gran medida de la creatividad y la innovación de las personas.

Las computadoras hoy realizan sus labores basadas en técnicas de inteligencia artificial cada vez más forman parte de nuestra vida diaria. Por ejemplo, más, voces sintetizadas por computadoras nos dicen qué hacer cuando llamamos por teléfono nos dan la bienvenida, enseñan, agradecen y despiden cuando hemos hecho lo que nos piden. Sin embargo, se pierde la individualidad, identidad todo lo relacionado con la definición de una persona ¿Con quién (o con qué) hablo? Esto ha causado un debate sobre lo que puede significar en los planos económico, social o de seguridad.

Debate que requiere una comprensión sobre las posibilidades reales de la inteligencia artificial de la que hablamos mucho sin saber.

Comentarios