El congreso mediante el cual la sección 15 del SNTE lleva a cabo la elección de su nuevo dirigente estuvo plagado de inconformidades y policías que resguardan desde ayer y hasta hoy la elección del nuevo líder sindical. Integrantes del Movimiento de Bases, identificado con el exdirigente Moisés Jiménez Sánchez, trató de entrar para poder participar en la elección, aunque sin éxito porque un grupo de profesores afines a la actual dirigencia lo impidió. No es un modelo educativo lo que está en juego en este congreso, es la máxima dirigencia de los profesores en Hidalgo, lo que significa poder y, por supuesto, dinero. Tal vez un par de cifras nos haga percatarnos de la importancia de esta elección: quien resulte ganador representará la nada despreciable cifra de 43 mil profesores en activo y 14 mil 600 jubilados, lo que también significa poder político. La SNTE, como ocurrió con otros sindicatos en el país, con el tiempo pervirtió su misión original: proteger los derechos de los trabajadores. Hoy son, particularmente el SNTE, un grupo político que puede inclinar la balanza hacia un lado en cualquier elección que representa un capital político muy útil. De filón. La periodista Miroslava Breach fue asesinada ayer afuera de su casa en la ciudad de Chihuahua. Hombres armados le dispararon mientras salía de su domicilio con uno de sus hijos, a quien dejaría en la escuela. Desde este diario reprobamos que la violencia intente coartar la libertad de expresión, pero sobre todo llamamos al Estado mexicano a cumplir su obligación de proveer seguridad para quienes salen a buscar información de interés público.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios