Falta una semana para que tenga lugar el cambio de poderes en nuestra entidad. Ayer el Tribunal Electoral de Hidalgo (TEH) dio por concluido su trabajo tras resolver las 116 impugnaciones relativas a las elecciones locales de gobernador, diputados y alcaldes celebradas el 5 de junio. El TEH presumió una efectividad de 97 por ciento pues en esa medida sus resoluciones fueron respaldadas por su similar federal el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Y una vez que esta última tribuna resuelva todos los pendientes, entre ellos la impugnación de la panista Irma Chávez contra la asignación de las 12 diputaciones plurinominales hecha por el IEE, entonces sí todo estará listo para que en Hidalgo sean renovados los poderes Ejecutivo y Legislativo locales, y además 81 alcaldías (recordemos que habrá tres elecciones extraordinarias tras su anulación). Al concluir ese periodo, podemos considerar que el proceso electoral, si bien fue accidentado por todo lo que sabemos y que el lector conoce bien, cumplió con su objetivo: permitir una transición política en la entidad con cierto orden y tranquilidad. Hoy la vida institucional continúa su marcha sin que vea amenazas a su estabilidad. No obstante, es imperativo que sea revisada la última reforma a la ley electoral o que al menos los partidos se den a la tarea de capacitar a quienes tienen algún cargo en sus órganos de dirección o entre quienes sean sus representantes ante el Instituto Estatal Electoral (IEE). Este 5 de septiembre, nuevo gobernador, diputados y 81 alcaldes, por fin. De filón. Ayer la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo entregó un reconocimiento a la trayectoria de Adrián Pereda López, fundador de Grupo Radiorama. En retribución, resulta que Pereda, comprometido con el desarrollo de la Autónoma de Hidalgo y su sistema de radio, donó dos transmisores y dos antenas. Así uno se explica por qué la UAEH mantiene tal ritmo de crecimiento.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios