La masturbación: mitos, tipos y aspectos positivos (Primera parte de tres)

1690
masturbación

CÉSAR L AYALA

Pachuca.- La masturbación es una práctica que consiste en procurarse placer sexual uno mismo; sin embargo, está envuelta en mitos, hoy te contamos algunos y te explicamos todo al respecto.

Mitos sobre la masturbación -Es una forma infantil de sexualidad que debe abandonarse en la madurez.

-Es un pobre sustituto de lo que “realmente interesa”, es decir, el coito.
-Es algo compulsivo. Una vez que uno empieza ya no puede detenerse.
-El deseo de masturbarse desaparece cuando uno forma pareja.
-Es perniciosa física-emocional-mentalmente.
-Los orgasmos que uno experimenta al masturbarse son inferiores a los que procura el acto sexual.
-La masturbación es algo privado, para hacer en soledad, para no compartir.
-El sexo es algo para dar a los demás; por lo tanto, la masturbación es egoísta y autoindulgente.
-Solo se masturba la gente solitaria, aislada o inadecuada.
-Los hombres se masturban, pero las mujeres no sienten deseos de ello, o no lo necesitan.
-Cuando uno se acostumbra a los orgasmos que proporciona la masturbación, luego no puede alcanzar la culminación en la relación con el otro.

Tipos de masturbación -Masturbación impulsiva: Es aquella que se produce sobre la marcha, sin que medie una gran elaboración mental o imaginativa.

-Masturbación compulsiva: El acto auto erótico se realiza mediante un proceso de duda, de verse uno forzado a hacerlo, pero sin querer, luchando por evitarlo. Es muy frecuente, sobre todo, en personas con unos criterios morales arraigados.

-Masturbación por compensación de frustraciones: El ser humano actual se ve sometido a decepciones que impone la vida moderna y que, en ocasiones, no está preparado para superar. De ahí emerge muchas veces una conducta de masturbación, mediante un mecanismo de indemnización, igualación o compensación que facilita un cierto desahogo momentáneo con el que son corregidas las dificultades por las que atraviesa.

-Masturbación en personas superimaginativas: Siempre hay en el escenario mental imágenes y fantasías sexuales que, ante pequeños estímulos naturales del exterior, o provocados por ellos mismos, van a desencadenar esa dinámica autosexual.

-Masturbación liberadora de tensiones: Suele darse en personas con ansiedad, estrés, preocupaciones intensas, etcétera. En estos casos, la experiencia se acompaña de un relax que disuelve esa inquietud ansiosa interior.

-Masturbación en la persona hípersexual: En estos casos puede tratarse de alguien muy centrado en la sexualidad, con pocos objetivos en la vida, sin inquietud cultural, y muy dado a un cierto machismo trasnochado consistente en contar a los amigos aventuras sexuales. Al fallar a estos sujetos la “dosis de sexualidad periódica”, recurren a la masturbación.

Visita
Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios