IMSS HIDALGO
Pachuca.- Las mujeres con edades superiores a los 45 años deben poner atención a los síntomas de su cuerpo, pues pueden ser señales de que la menopausia se avecina y los indicios siempre son distintos de acuerdo con cada organismo, así como los tratamientos con los cuales se pueden combatir cada uno de ellos, explicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo.

La menopausia es un proceso natural de cada organismo femenino, los síntomas físicos como sofocos y los cambios hormonales pueden alterar el sueño, disminuir la energía o afectar la salud emocional, por lo que es de suma importancia recibir atención médica para conocer lo referente a los síntomas de la menopausia y no ser confundidos con algunas posibles enfermedades.

Entre las primeras señales de que esa etapa en la vida de cada mujer está por llegar se encuentra por ejemplo que los ciclos menstruales pueden ser todavía regulares, pero generalmente ya no son de 28 días sino un poco menos, esto porque el ovario dejó de ser regular en sus funciones ya que la cantidad de estrógeno así como de progesterona es menor a lo habitual.

En ese sentido, el jefe de prestaciones médicas del IMSS en Hidalgo Jesús Ángel Quintero Ramírez refiere que uno de los rasgos más importantes de la llegada de la menopausia son los calores, los cuales consisten en subidas de temperatura repentina, que van de la cara y la parte superior del cuerpo hasta los pies, sin embargo, estos no presentan una regularidad ya que en la mayoría de los casos son de corta duración.

Otra de las constantes durante la menopausia son los cambios bruscos de humor, lo cual se traduce esencialmente en estar irritable, pues los cambios hormonales originan ansiedad, irritabilidad o cansancio, además de alterar el deseo sexual.

Sin embargo, una vez que ha iniciado la menopausia es indispensable prestar atención al posible desarrollo de osteoporosis, ya que esos cambios hacen que los huesos se tornen débiles y quebradizos, lo que trae como consecuencia mayor riesgo de fracturas, explicó Quintero Ramírez.

Asimismo, una vez que la menopausia ha pasado se recomienda vigilar la densidad ósea, pues esta disminuye a un ritmo importante y las mujeres posmenopáusicas que hayan desarrollado osteoporosis están más propensas a sufrir fracturas, pues la falta de estrógeno y la reabsorción de huesos dan paso a esas lesiones, continuó el jefe de prestaciones médicas.

Por lo que es de vital importancia que una vez que se tengan las primeras sospechas de que la menopausia va a comenzar, se recomienda acudir a la unidad de medicina orrespondiente, esto con la finalidad de dar certeza respecto al inicio de la misma y estar en vigilancia constante para evitar complicaciones.

Uno de sus síntomas son los cambios de humor repentinos

  • Uno de los rasgos más importantes de la llegada de la menopausia son los calores, los cuales consisten en subidas de temperatura repentina
  • En algunos casos, la osteoporosis se relaciona directamente con el padecimiento
  • Es de vital importancia que una vez que se tengan las primeras sospechas de que el padecimiento va a comenzar se recomienda acudir a la unidad de medicina correspondiente para vigilar su evolución

Comentarios