Por fin el Congreso local comenzó a dar los primeros pasos para definir a los concejos que se encargarán de gobernar los 84 municipios de la entidad a partir del 5 de septiembre. Ayer en este espacio hablamos de los tiempos que le quedan al Congreso para designar a los concejos municipales y precisamos que tenían menos de un mes para lograrlo puesto que antes de asumir sus encargos quienes sean electos deben ser capacitados para llevar a buen puerto el proceso de entrega-recepción. Pues bien, ayer fueron presentadas dos iniciativas para reglamentar el artículo 126 de la constitución del estado de Hidalgo, que a la letra dice: “En caso de falta absoluta del ayuntamiento, si conforme a esta Constitución y a la ley no procede que entren en funciones los suplentes ni que se celebren nuevas elecciones, el Congreso del Estado designará entre los vecinos al concejo municipal interino o sustituto que corresponda conforme a lo dispuesto en este artículo; este concejo estará integrado por el número de miembros que determine la ley, quienes deberán cumplir los requisitos de elegibilidad establecidos para los regidores”. Es decir, como el lector puede apreciar, el artículo establece qué debe hacer el Congreso pero no entra a los detalles, al procedimiento, por lo que resulta urgente que los legisladores aprueben la ley secundaria en la materia y tiene que ser cuanto antes. Al presentar su propuesta, la diputada panista Claudia Luna Islas expuso que las reglas para elegir a los concejos deben incluir principios como: paridad de género, representación indígena, participación de jóvenes, además de requisitos de elegibilidad. Asimismo, debe establecer plazos de registro de aspirantes y el procedimiento de presentación de ternas. Es decir, una vez que se apruebe la ley secundaria de marras, prácticamente el Congreso local deberá organizar una minielección, como la que hoy conduce el Instituto Estatal Electoral y su contraparte nacional, luego que ese último decidió atraer la elección de ayuntamientos debido a la pandemia del Covid-19. Si de por sí ya era complejo designar a los concejos, con los proyectos de ley secundaria que ayer fueron presentados se anticipa un proceso aún más complicado y como por si fuera poco con muy poco tiempo para llevarlo a cabo. Ya veremos cómo salen los legisladores de esta encrucijada, que pone en el centro a la gobernabilidad del estado. De filón. No hubo sorpresas durante la primera gira de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador a Estados Unidos. La reunión no se salió del guion y prevaleció la cordialidad, pese a que el anfitrión el presidente Donald Trump se distingue por no respetar protocolos y por dar sorpresas sobre la marcha. No fue así y de hecho la sorpresa fue el discurso del empresario neoyorquino, quien manifestó su respeto por López Obrador y el pueblo de México. Un discurso muy diferente al que pronunció durante su campaña por la presidencia. ¿Mantendrá esa cordialidad durante su segunda campaña?

Comentarios