Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

La movilidad académica del alumnado en las universidades en México es una tendencia relativamente reciente y refiere niveles interculturales alcanzados por los países que reciben y envían estudiantes a países diferentes al propio. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no está fuera de esta dinámica interuniversidades y hoy se ha vuelto referente de su proceso de internacionalización. De ahí que Raúl Arenas García convirtiera este tema en su objeto de estudio para doctorarse en ciencias sociales. Los hallazgos son interesantes y refieren retos y áreas de oportunidad para consolidar la presencia de nuestra universidad en este proceso.
Dicho trabajo doctoral, titulado La movilidad académica como parte del proceso de internacionalización de las instituciones de educación superior. Un estudio de caso en los alumnos de licenciatura del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, comprendió el estudio de la experiencia de estudiantes de la Autónoma de Hidalgo que salen (Out) a otras instituciones y alumnado que llega (In) a esta misma universidad de intercambio. Su universo de estudio comprendió a 25 universitarios que salieron y 10 que llegaron; en total 35.
Dentro del primer grupo: “14 estudiantes viajaron a países extranjeros de habla hispana: España, Argentina y Cuba, lo que representa un 56 por ciento de la muestra. Los 11 estudiantes restantes que viajaron a países extranjeros de habla no hispana: Francia, Estados Unidos, Alemania, República Checa, Canadá, Taiwán, Alemania y Corea del Sur, representaron el 44 por ciento de la muestra total.”
“El segundo grupo, identificado como los estudiantes In, está conformado por ocho estudiantes que viajaron a México, provenientes de: España, Argentina, Chile, Colombia y Costa Rica, representando un 40 por ciento de la muestra. Los otros 12 estudiantes provienen de: China, Alemania, República Checa y Corea del Sur; países de no habla hispana, lo que representa un 60 por ciento de la muestra total.”
El objetivo de esa investigación fue identificar el nivel o grado de integración de los estudiantes que practican movilidad académica, tanto los Out como los In, así como establecer los principales obstáculos y retos para, en el caso de los universitarios de Hidalgo, eficientar ese proceso y ser parte positiva y punta de lanza en el proceso de internacionalización.
Los resultados reflejaron aspectos interesantes y dignos de revisión:
1.- Los universitarios Out reflejan mayores condiciones etnocéntricas, es decir, las menos deseables, frente a condiciones etnorelativas que promueven la adaptación e integración hacia una cultura distinta a la de origen.
2.- Los estudiantes In acceden de mejor manera a nuevos contextos culturales porque muestran un desarrollo más amplio sobre el conocimiento y dominio de una segunda o tercera lengua.
El diagnóstico adverso fue clave para detectar cuál era el problema principal: “Los estudiantes que participaron en el proceso de movilidad estudiantil, mediante el programa de movilidad académica de la UAEH, durante los periodos enero-junio y julio-diciembre de 2016, no están debidamente preparados para insertarse en contextos culturales distintos a su propia cultura nativa y esto se refleja en la falta de conocimientos básicos que implica el proceso de interculturalidad; es decir, no reconocen elementos que les permiten enfrentarse de manera positiva a espacios culturales distintos y lejanos.
“De acuerdo al modelo de desarrollo intercultural y lingüístico, propuesto en este estudio, los estudiantes Out permanecen en las etapas de minimización y aceptación, mientras que la mayoría de los estudiantes In acceden al nivel de aceptación y adaptación, al mismo tiempo que demuestran un nivel más alto respecto al dominio de una lengua, según la clasificación del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.”
En ese contexto, el hoy doctor en ciencias sociales Raúl Arenas García concluyó que “lo que resta ahora es transformar las áreas de oportunidad en fortalezas; poner más atención en la formación cultural de los estudiantes que participan en el programa de movilidad estudiantil y que impacta directamente en el proceso de internacionalización de toda institución de educación superior”.
Las recomendaciones o conclusiones son en relación a la atención directa e inmediata para el alumnado que pretende realizar intercambio internacional, ofreciendo cursos y talleres intensivos de competencia intercultural.
En cuanto a la misma institución, preparar a los propios docentes en temas de desarrollo de la competencia intercultural, por ser ellos quienes mantienen contacto directo con los estudiantes que forman. Así como fortalecer los programas de adquisición en una segunda y tercera lengua. La primera podría ser el idioma inglés, por ser este el idioma más utilizado en el mundo; y la segunda, la que pertenece al país en el que se va a realizar la movilidad por parte del estudiante. Esta medida podrá ayudar a incrementar el desarrollo de la competencia lingüística, uno de los indicadores más importantes para favorecer una mejor competencia intercultural.
Respecto de los estudiantes que llegan a la UAEH, se propone “sensibilizar al profesorado de la capacitación en, al menos, una segunda lengua para que tenga la posibilidad de ofrecer cátedras no solamente en el idioma español, sino que sea capaz de dar clases en inglés y, de esta manera, atender a estudiantes extranjeros que llegan a través del programa de movilidad internacional. Al tiempo que se debe procurar el acompañamiento a estos estudiantes para asegurar que serán bien recibidos y atendidos conforme a las exigencias de reciprocidad en las que se comprometen otras universidades del mundo”.
En resumen, fortalecer el programa de movilidad académica internacional de la Autónoma de Hidalgo con acciones agresivas y concretas para hacer significativo y mayor el intercambio académico estudiantil e incidir realmente en la meta de la internacionalización.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios