Pachuca.- La directora de orquesta venezolana Victoria Sánchez continúa sembrando semillas de esperanza e inclusión a través de la música; así lo demostró con su participación como artista invitada en el más reciente concierto de la orquesta sinfónica juvenil e infantil Esperanza Azteca, llevado a cabo en el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En el evento, enmarcado en la conmemoración del Día de las Madres, la joven directora agradeció y destacó la importancia del acompañamiento y el apoyo de cada uno de los padres y representantes que acudieron a dicho recinto para disfrutar dicho recital.

Mencionó que de manera personal había tenido el privilegio de crecer en un proyecto que fue inspiración para la creación de ese modelo en México: el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, fundado en 1975 por José Antonio Abreu, enfocado en el rescate social de niños, niñas y jóvenes en condiciones vulnerables, a través de la práctica colectiva de la música.

“He tenido la oportunidad de viajar por todo el mundo gracias a la música, pero también vengo de un barrio y siento que mi misión de vida es apoyar e incentivar este tipo de propuestas, de las cuales yo soy un producto”, declaró.

Al agradecer la invitación hecha por el director titular de la orquesta, el también oboísta Óscar Pérez, resaltó el esfuerzo que este ha ejercido con la agrupación; además, la directora puntualizó que aunque ella tuvo una participación puntual, el trabajo “de verdad” lo realizó ese equipo.

También agradeció al personal docente y administrativo, así como al solista Mario Keyser, quien fue el encargado de deleitar a todos con su voz en los arreglos hechos por el flautista Adrián Vásquez.

Asimismo, felicitó a niños, niñas y jóvenes de la orquesta y el coro Esperanza Azteca, así como a madres, padres, representantes y amigos presentes en la sala, y recordó que si sus progenitores no la hubiesen llevado de la mano a los ensayos, si no la hubiesen acompañado a cada concierto, ella no sería quien es hoy, a lo que el público respondió con aplausos.

Finalmente, reconoció la labor del Patronato de la UAEH y su presidente Gerardo Sosa Castelán, no solo por permitir el uso de espacios universitarios para llevar a cabo ese tipo de encuentros, sino por ser referente nacional e internacional de liderazgo, visión y compromiso absoluto en función de una educación digna y de la más alta calidad.

Comentarios