Las artes y el deporte han sido utilizados para fundamentar propuestas socioeducativas para el ejercicio de la ciudadanía dirigidas principalmente a la camada más pobre de la textura social. Es decir, los proyectos sociales se destinan en general a las personas –sobre todo niños y jóvenes– que viven en condiciones de riesgo social, o sea, en extrema vulnerabilidad, como la pobreza extrema o la vida en la calle. Con esos hechos se volvió visible el compromiso de la sociedad civil para la búsqueda de la reducción de los problemas sociales, con el fin de garantizar las condiciones mínimas para lo que se puede llamar “Dignidad humana”.

Y ¿por qué utilizar la música como una herramienta de inclusión social? Con fundamentación teórica y práctica encontramos ejemplos de proyectos sociales en todo el mundo. En otra oportunidad podré compartir algunos de esos trabajos en otros países, pero hoy es la ocasión para presentarles un proyecto que surgió en 2011 y aún se encuentra en activo. Es el caso de la Escuela de Iniciación Musical (EIM) Santa Cecilia, ubicada en el municipio de Zaachila, Oaxaca, específicamente en la colonia Vicente Guerrero, que se encuentra en la zona conurbada de la capital oaxaqueña. En esta colonia se estableció el basurero municipal en el año 1980; a partir de ese hecho comenzaron a establecerse en sus alrededores los asentamientos humanos, con grupos migrantes de diferentes partes del estado. Generalmente las personas que habitan esa zona se dedican a la recolección de basura, a los trabajos pesados en la capital, servidoras del hogar, obreros, barrenderos u otros oficios de esa índole. Es importante señalar la ubicación de la escuela, ya que los contextos pueden marcar una diferencia en los procesos educativos musicales, debido a las complejidades que se presentan en la manutención de recursos humanos y materiales.

La EIM Santa Cecilia, ha sido apoyada por diferentes sectores principalmente por la comunidad local junto con la Parroquia de San Bartolomé Apóstol. El objetivo es ofrecer a niños y jóvenes de las colonias aledañas al basurero, una nueva opción de desarrollo artístico y humano. La escuela comenzó con 25 alumnos y actualmente cuentan con 130 aproximadamente. Algunos de los primeros estudiantes han decidido continuar su carrera en el nivel superior como el caso de Erick Ruiz Fuentes que estudia su licenciatura en la Facultad de Música de la UNAM. Es importante mencionar que el apoyo internacional ha llegado a través de asociaciones y músicos del mundo que visitan el proyecto cada año. En 2012 constituyeron la Banda infanto-juvenil, en 2015 una Orquesta de Cámara y en 2017 la Orquesta Sinfónica. Cuentan con dos talleres de reparación de instrumentos de cuerda y de alientos. En fin, las actividades que han realizado en la EIM durante estos años muestran la gran gestión colectiva de una comunidad que ha sido marginada por sus condiciones sociales y que a través de la música han logrado tener acceso a educación y cultura, así como mayor visibilidad y cohesión social.

Sitios web relacionados La banda de música: escuela de música Santa Cecilia. Consultado en: http://labanda2musica.bd-com.com/es/nuestros-proyectos/.

Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia. Red social: https://www.facebook.com/EscuelaMusicalSantaCeciliaOaxaca.

Con música buscan mejorar imagen de agencia Vicente Guerrero de Zaachila. Consultado en: https://www.youtube.com/watch?v=DL2lLYpo7hA&t=16s.

Documental: Les virtuoses de Vicente. Consultado en: https://www.youtube.com/watch?v=qT4BOZ4P3t4&t=7s.

Comentarios