Inicio Opinión Columnas La nueva hegemonía de Morena, entre la alternancia y el “carro completo”...

La nueva hegemonía de Morena, entre la alternancia y el “carro completo” (Primera parte)

334

No terminaba la sorpresa ante la debacle de la campaña presidencial en la sede nacional del PRI, cuando en las primeras horas del 2 de julio las noticias que llegaban a las oficinas centrales del tricolor eran dramáticas: el Revolucionario Institucional no solo perdía la presidencia de la República y la mayoría en el Congreso, sino que la coalición de Morena-PT-PES arrasaba en cinco de nueve entidades, en 252 municipios, incluyendo nueve capitales y bastiones emblemáticos del priismo como Atlacomulco y Ecatepec, y en 19 de los 26 Congresos estatales en disputa ganaban la mayoría.

“Esto es una nueva hegemonía”, admitió Rubén Islas, asesor electoral del PRD en el Estado de México, cuando las cifras avanzadas del PREP y del cómputo de los 300 distritos electorales federales demostraban que el PRI se hundía en prácticamente todos los estados, sin alzarse con ninguna victoria por mayoría relativa y perdía ante la coalición PAN-PRD-MC la gubernatura de la única entidad donde tenía posibilidades: Yucatán.
La derrota más dura fue en el Senado de la República. De tener 55 legisladores en una cámara de 128 curules, que coordinó seis años Emilio Gamboa Patrón, el PRI a duras penas alcanzará 13 senadurías, la mayoría por la lista plurinominal y las demás como primera minoría.

En contraste, la coalición Morena-PT-PES podría alcanzar 70 de los 128 escaños del Senado, de los cuales 55 son de Morena. La coalición Por México al Frente, del PAN-PRD-MC, se quedaría con un total de 38 senadores, de los cuales 23 son de Acción Nacional, siete de MC y ocho del PRD, hasta los resultados del PREP.

Entre las pocas figuras del tricolor que alcanzarán a ser senadores del PRI estarán la hija de Manlio Fabio Beltrones, Sylvana Beltrones que obtuvo el 27.4 por ciento de los votos en Sonora, frente al 46.9 por ciento de la fórmula de Juntos Haremos Historia que llevará a la Cámara alta a la exconductora de TV Azteca Lilly Téllez.

En Sonora, el sorprendente crecimiento de Morena borró el bipartidismo de la entidad: ganó 22 alcaldías, incluyendo la capital de Hermosillo, 20 de los 21 distritos para el Congreso local, mientras que la coalición PRI-Verde-Panal quedó en un segundo lejano lugar con 22 municipios solamente y arrasados por Morena en el Congreso.
A la lista del Senado también ingresó el exgobernador mexiquense Eruviel Ávila, quien no podía ocultar entre sus cercanos el asombro de ver perdidos en menos de un año todos los bastiones tricolores de esa entidad: en Ecatepec, municipio que Eruviel Ávila gobernó dos veces, el más poblado del país, ganó el candidato de Morena Fernando Vilchis con 212 mil votos de diferencia frente al aspirante priista (la coalición Morena-PT-PES obtuvo 345 mil votos frente a 133 mil del PRI-Verde-Panal).

En Ecatepec, Morena ganó también los distritos federales a diputados con Emilio Manzanilla Téllez y Guadalupe Román Ávila, pero también cinco de los distritos para el Congreso local. Morena, junto con el PT y PES, ganaron un total de 54 municipios y 42 de los 45 distritos locales. Una aplanadora en el otrora estado más priista.

Más doloroso para el PRI y el peñismo fue perder el bastión emblemático del municipio de Atlacomulco, ante el aspirante de Morena José Martín Roberto Téllez Monroy quien le ganó con 49.9 por ciento de los votos al priista Joel Huitrón Colín que tuvo 30.1 por ciento. Ni los paisanos de Peña Nieto, nacido en Atlacomulco como otros cinco exgobernadores mexiquenses, votaron por el partido oficial.

Al Senado también entró el exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, cuyo partido perdió 17 de los 18 distritos electorales locales ante Morena-PT-PES y las siete diputaciones federales en su entidad natal, Hidalgo.

En la lista plurinominal del Senado estarán la exdirigente nacional del PRI Beatriz Paredes Rangel y su pupilo yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, pero ninguno de ellos pudo salvar la debacle del tricolor en Tlaxcala, donde gobernó Paredes y donde Morena ganó los 15 diputados locales.

Otros priistas que entrarán por la vía plurinominal al Senado son la exsecretaria general del PRI Claudia Ruiz Massieu, Nuvia Mayorga Delgado, Mario Zamora Gastélum, Manuel Añorve y el cetemista Carlos Aceves del Olmo. La mayoría de los excolaboradores peñistas y de los mandatarios estatales priistas que aspiraban al Senado fueron derrotados.
En el norte del país, donde Morena no figuraba, ganó cinco alcaldías en Chihuahua, incluyendo Ciudad Juárez, el municipio fronterizo más importante, cuatro en Coahuila, cinco en Tamaulipas, tres en Nuevo León, 22 en Sonora y en Baja California Sur arrasó con las diputaciones locales, las diputaciones federales y tres de los cinco municipios más importantes, incluyendo el destino turístico más importante de la zona, Los Cabos y la capital, La Paz.
Incluso, Morena ganó en Baja California, la primera entidad gobernada por el PAN con Ernesto Ruffo. La coalición Juntos Haremos Historia ganó en los ocho distritos electorales en juego y la senaduría para Jaime Bonilla.

El lopezobradorismo ganó en varias capitales donde Morena era antes inexistente o muy débil como Chetumal, Quintana Roo; Hermosillo, Sonora; Toluca, Estado de México; Culiacán, Sinaloa; Morelia, Michoacán; Cuernavaca, Morelos; Villahermosa, Tabasco; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Oaxaca, Oaxaca; y Zacatecas, Zacatecas.

Los Congresos estatales donde será mayoría Morena serán los del Estado de México, Sonora, Tabasco, Chiapas, Morelos, Oaxaca, Durango, San Luis Potosí, Tlaxcala, Colima, Hidalgo, Veracruz, Ciudad de México, Sinaloa, Chihuahua, Michoacán y muy probablemente Puebla, cuyo litigio poselectoral llegará hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Comentarios