¿Sabías que?

El partido de Morena la esperanza de México indicó que en los meses de septiembre a diciembre debe construirse la nueva institucionalidad.

Septiembre no puede terminar sin la reglamentación del mandato constitucional del artículo 127 en materia de salarios y percepciones. Debe quedar claro cuánto deben ganar los legisladores y los servidores públicos de la Cámara de Diputados y de la administración pública, presentando siete puntos importantes.

Primero: efectuar la compactación de la estructura burocrática, en especial la reducción del número de plazas de la alta burocracia que tiene la Cámara de Diputados.

Actualmente, existen en la Cámara de Diputados 448 plazas de mandos medios y superiores y 92 plazas equivalentes en asesorías especializadas, por las cuales se erogan 637.9 millones de pesos anuales.

El análisis de la estructura laboral arroja que al menos 61 plazas de mandos medios y superiores y 86 plazas de asesorías especializadas son superfluas y generan un despilfarro de recursos por 317.4 millones de pesos anuales.

Segundo: reestructurar la relación laboral con el personal de confianza y los mandos superiores de la burocracia legislativa, con un nuevo tabulador salarial.

Se debe modificar el tabulador salarial de los funcionarios con mando medio y superior, con ajustes que van del 58 por ciento al 25 por ciento, según la categoría establecida en sus responsabilidades. Esa acción liberará recursos por 208.5 millones de pesos.

Tercero: eliminar prebendas para todos los funcionarios públicos de la Cámara de Diputados, como son bonos, seguros de separación, seguros de vida, seguro de gastos médicos.

Una de las principales demandas de la población es que los funcionarios públicos paguen con sus propios recursos sus seguros de separación, seguros de vida y seguro de gastos médicos, eliminar las aportaciones que realiza la Cámara de Diputados para el pago de esos rubros nos permite ahorrar unos 205.6 millones de pesos.

Cuarto: los legisladores deben reducir gastos como viáticos nacionales e internacionales, pago de pasajes y eliminar gastos de promoción personal.

La racionalización de los viajes y sus costos que realizan los legisladores siempre serán en atención al trabajo parlamentario, por lo que realizar esas labores deben ser austeras y eficientes; asimismo, la reducción de los gastos en comunicación social, que en las pasadas legislaturas fueron utilizadas para promoción personal, esas acciones permitirán un ahorro de recursos por 123.8 millones de pesos

Quinto: reducir la dieta parlamentaria. Se propondrá la reducción al 50 por ciento de la dieta de los diputados, eso generará un ahorro por 316.1 millones de pesos.

Sexto: eficientizar el trabajo legislativo, compactando el número de comisiones existentes en la Cámara de Diputados.

Una de las principales atribuciones constitucionales de los diputados es la fiscalización de las actividades del Poder Ejecutivo, ello incluye la evaluación de todas las políticas públicas, económicas, sociales y políticas. Esa atribución se lleva a cabo a través del trabajo en comisiones; actualmente existen 56 comisiones ordinarias y nueve comités permanentes.

Algunas de las cuales duplican y entorpecen el trabajo legislativo. Bajo el consenso de todos los diputados de Morena y sus aliados, se tratara de eliminar esa duplicidad de actividades, las cuales permitirán un ahorro al erario.

Séptimo: reestructurar la plantilla laboral de los órganos de gobierno (mesa directiva y junta de coordinación política).

Que se elimine el exceso de asesores con sueldos de más de un millón de pesos anuales, la racionalización de ellos permitirá un ahorro de 335.2 millones de pesos.

Comentarios