Ayer, todo el país se pintó de rojo en correspondencia con el semáforo Covid-19 que establecieron las autoridades del sector salud federal. De acuerdo con el último corte, en México se registraron 110 mil 26 casos acumulados, y 13 mil 170 muertes. Además, había 19 mil 15 casos activos, esto es, que presentaron inicio de síntomas en los últimos 14 días. Hidalgo también se encuentra en alerta roja. Ayer, durante la habitual conferencia que ofrecen las autoridades sanitarias, el director de promoción de la salud Ricardo Cortés Alcalá presentó el índice de riesgo y semáforo por entidades federativas. Hidalgo está en la máxima alerta por su positividad de los contagios. Las cifras, al igual que para todo el país, hablan de que estamos en momentos críticos. La entidad llegó a 2 mil 131 casos acumulados y 386 defunciones, y aunque estemos en la etapa de “nueva normalidad”, luego de la jornada de sana distancia, en los hechos el país sigue agazapado frente al nuevo coronavirus. ¿Qué implica que estemos en semáforo rojo en todo el país? Que la mayoría de las actividades, incluso las esenciales, se encuentran detenidas. En la entidad, aunque el sector de la construcción es considerada actividad esencial, solo 20 por ciento de las constructoras está operando. Según explicó a este diario el presidente de la CMIC Luis Miguel Escudero Hernández, 80 por ciento de las factorías aún permanecen inactivas por falta de trabajo y porque aún están en proceso de acreditar que cumplen las medidas de sano retorno que exigen las autoridades federales. Y así como el sector de la construcción, se encuentran otras actividades sin un horizonte claro. Si por algo se distingue la nueva normalidad es por su falta de incertidumbre. De filón. La otra pandemia, la violencia contra las mujeres, tampoco tiene freno. Y las autoridades del gobierno estatal tampoco ayudan mucho. Resulta que la entidad está entre los 28 estados que no presentan protocolos dirigidos a víctimas de violencia de género en el contexto del confinamiento por el Covid-19 dentro de su micrositio, según consignaron las organizaciones Transparencia Mexicana (TM) y Tojil.

Comentarios