EDDY ARMENTA /IMSS HIDALGO

Algunos sectores comerciales deberán seguir reglas estrictas. La disciplina que se muestre durante los próximos meses en las actividades cotidianas marcará el rumbo para las generaciones presentes y las que están por venir

Pachuca.- El regreso a las actividades en todos los sectores en el marco de la llamada nueva normalidad será una tarea donde todos jugarán un papel importante. La procuración de la salud de familiares, amigos, personas cercanas y compañeros laborales resulta de vital importancia para frenar la emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19).

En un impulso conjunto de la Secretaría de Salud federal (Ssa), instituciones privadas, empresas, organismos y gobiernos estatales fueron dispuestas varias recomendaciones específicas para concretar un sano retorno.

En la nueva normalidad, la sana distancia tendrá que ir enlazada con acciones como el uso correcto del cubrebocas, el cual tiene que tapar nariz y boca.

Para el transporte público, será importante que como pasajero se aseen las manos antes de abordar; además que se aconseja no quitarse la mascarilla, no ingerir alimentos o tirar basura.

En supermercados, tendrán que extremarse las medidas de sanidad, ya que son lugares concurridos, por lo que además de mantener una distancia mínima de 1.5 metros con otras personas deberán desinfectarse las extremidades superiores a la entrada y salida. Asimismo, resulta vital que solo acuda un miembro de la familia y evitar tocar las cosas lo menos posible.

En restaurantes y cocinas económicas, será preferible pedir para llevar. Sin embargo, bajo las medidas sanitarias, tanto de comensales como de productores, se puede salir adelante ante las adversidades que se presentan. En los locales, para una sana convivencia serán indispensables filtros sanitarios, disposición de gel satinizante, toma de temperatura y colocar tapetes, además de tener un número controlado de clientes.

Las panaderías no estarán exentas de las recomendaciones anteriores; aunque adicionalmente deberán ser limpiadas las pinzas y charolas para los productos. Además de disponer, en la medida de lo posible, a una persona que empaquete el pan y a otra que cobre para evitar el contacto entre alimentos y dinero.

Las carnicerías no deberán exhibir su mercancía sin las protecciones adecuadas. Es importante mantener un control sanitario tanto de consumidores como de proveedores para garantizar la integridad de todos.

En las estéticas y barberías será importante no quitarse el cubrebocas, no tocarse la cara y, además, exigir que el o la estilista porten el equipo personal adecuado: mascarilla y guantes.

Comentarios