La exposición visual a pantallas por más de cinco horas diarias provoca un aumento en la incidencia de dolor de ojos, problemas para enfocar, dolores de cabeza, entre otros

EDDY ARMENTA / IMSS HIDALGO
Pachuca

El ritmo social, familiar, escolar y laboral por el que atraviesa una persona es muy rápido, tanto que no se da cuenta cuando pasó de ver shows, caricaturas, telenovelas y videos en una pantalla a dos o tres metros de distancia a tener toda esa información en un teléfono inteligente a menos de 20 centímetros de su vista.
Ese mismo ritmo hace consumir información durante la mayor parte del día, es el que ha hecho “adicta” a la sociedad a usar teléfonos inteligentes, tabletas y gadgets, los cuales pueden provocar estragos a la salud y por la necesidad de usarlos los signos de alarma pasan por alto.

La exposición visual a pantallas por más de cinco horas diarias provoca un aumento en la incidencia de dolor de ojos, problemas para enfocar después del uso de celulares, dolores de cabeza constantes y resequedad en uno o ambos ojos, que además repercute en el ámbito laboral en una reducción del rendimiento.
Aunque la edad es variable, ya que toda la población mundial está inmersa en ese entorno tecnológico, las personas mayores de 45 años son las que más frecuentemente presentan afecciones de ese tipo, llegando a generar incluso padecimientos de ojo seco, entre otros.

Aunque las mujeres se encuentran más predispuestas a presentar esa patología por las situaciones hormonales que alteran la película lagrimal, no se descarta el aumento del síndrome ocular (SO) en varones que usen desproporcionadamente ese tipo de gadgets.
El SO no solo puede presentarse por la sobreexposición a pantallas, también tiene una relación estrecha con la ametropía, defecto ocular que ocasiona el enfoque inadecuado de la imagen sobre la retina, lo que causa disminución de la agudeza visual forzando la vista y causando que la enfermedad empeore.

En el mundo se considera que la ametropía afecta a poblaciones jóvenes de hasta 20 años casi en un 30 por ciento, en ese sentido, los niños tampoco son la excepción, pues se ha reportado que 20 por ciento presenta esa sintomatología, en la mayoría de las ocasiones debido a causas heredo-familiares.
A ese ritmo, advirtió, se prevé que la ametropía pase de 22 por ciento en la actualidad a 33 por ciento en 2020.

Asimismo, es importante que se mantenga en vigilancia el uso de teléfonos inteligentes y videojuegos a los menores de edad y jóvenes, ya que son los más proclives a padecer de ese y otro tipo de enfermedades modernas debido al uso indiscriminado de la tecnología, lo que afectará, sin duda, su salud y productividad en un futuro cercano.

Recomendaciones

  • Guardar
    una distancia pertinente respecto a la pantalla de los aparatos de uso cotidiano. Se recomienda permanecer por lo menos a 35-40 centímetros de distancia
  • Aumentar
    en lo posible el tamaño de la letra y el contraste de la pantalla para no tener que acercarse tanto a esta
    No mantener la mirada fija durante tanto tiempo en dispositivos inteligentes
  • A quienes
    trabajan periodos de ocho horas diarias frente a una computadora es importante realizar pausas para descansar la vista, por ejemplo, cada tres minutos alejar la vista de la pantalla y realizar movimientos del cuello y extremidades, eso aumentará la productividad en vez de disminuir, ya que la fatiga y el dolor de ojos desaparecerá
  • Es importante
    acudir con un oftalmólogo cuando se empiece a padecer de ese tipo de afecciones
  • Revisar
    la graduación de lentes una o dos veces al año

Se prevé que la ametropía,
defecto ocular que ocasiona el enfoque inadecuado de la imagen sobre la retina, pase de 22 por ciento
en la actualidad a 33 por ciento en 2020

Comentarios