El aislamiento social para enfrentar la pandemia por el coronavirus (Covid-19) está ya provocando efectos colaterales que muestran que los hogares muchas veces no son ese lugar seguro que debería ser, sino todo lo contrario. De acuerdo con el informe Incidencia Delictiva del Fuero Común, la jornada nacional de sana distancia ha resultado un caldo de cultivo para el delito de violencia familiar, pues las denuncias por esa causa aumentaron en todo el país durante el primer trimestre de 2020. El crecimiento fue de18.9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2019. Esa cifra ha prendido todas las alarmas pues es bien sabido que las mujeres son uno de los sectores que más resiente la violencia al interior de los hogares. Por esa razón, hay que ponerle atención a la propuesta de la diputada federal hidalguense Isabel Alfaro Morales, quien planteó desde la Cámara de Diputados federal exhortar a las fiscalías especializadas de los estados para que intensifiquen la protección de las víctimas de violencia doméstica durante la pandemia por el Covid-19. La legisladora morenista, a través de una propuesta de punto de acuerdo, expuso que las medidas de confinamiento contra el Covid-19 pueden orillar a que ellas queden a salvo del virus pero no de la violencia. Según la legisladora, en nueve de cada 10 casos de agresiones a la mujer el perpetrador es un familiar “y hoy en día miles de mujeres deben estar en casa, cohabitar al mismo tiempo con su atacante y la probabilidad de ser agredidas o morir es, incluso mayor, que contagiarse de la enfermedad”. Es una dolorosa paradoja que muchas mujeres, al tratar de quedar a salvo de la pandemia, queden expuestas a la violencia de quienes se supone son sus seres queridos. Pero en nuestro país así es la realidad y por eso es responsabilidad de las autoridades proveer de herramientas que les permitan mantenerse a salvo de esa otra amenaza, igual o más letal que el Covid-19. De filón. Por esa razón es de celebrarse que el ayuntamiento de Pachuca haya aprobado ayer el establecimiento de un número telefónico exclusivo para recibir llamadas de auxilio a quienes sean víctimas de violencia familiar.

Comentarios