El pueblo de Chihuahua está padeciendo la política de la “zanahoria y el garrote” que aplica el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ya que a través de represalias económicas pretende mantener la impunidad para exservidores públicos priistas que incurrieron en el delito de peculado para favorecer al partido tricolor en los pasados comicios estatales.
Hace unos días, con base en la denuncia realizada por el gobierno de Chihuahua, que encabeza el panista Javier Corral Jurado, el secretario de Hacienda y Crédito Público José Antonio González Anaya le comunicó directamente el origen de la negativa a transferir 700 millones de pesos ya convenidos, luego de detención de un funcionario del comité ejecutivo nacional del Partido Revolucionario Institucional.
Corral Jurado detalló en conferencia de prensa ante los representantes de los medios de comunicación de la Ciudad de México que la represalia fue comunicada directamente a González Anaya y consiste en no transferir a Chihuahua recursos ya convenidos para el saneamiento financiero, por 700 millones de pesos, dentro de un programa que únicamente excluyó a esa entidad en todo el país.
El gobernador panista chihuahuense aseguró que no cederá ante las represalias y los amagos, y solicitó públicamente al presidente de la República Enrique Peña Nieto que rectifique de inmediato esa determinación en el marco de la relación institucional que debe caracterizar el manejo de la hacienda pública y los principios de convivencia democrática al que todos los mexicanos aspiran.
Según la versión de Javier Corral, la represalia en contra de Chihuahua es porque su administración ha actuado contra la corrupción y el gobierno federal actúa contra el pueblo de Chihuahua, porque no quiere detener a César Duarte (exgobernador priista de Chihuahua), pero nos detienen los recursos que necesitamos para seguir saneando las finanzas del Estado y poder satisfacer las necesidades de la gente.
Explicó que como parte de las investigaciones contra la corrupción que iniciaron desde el primer día de su gobierno, el pasado 20 de diciembre se dio a conocer la detención de Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del comité ejecutivo nacional del Partido Revolucionario Institucional.
Relató que un juez de control le dictó a Gutiérrez auto de vinculación a proceso y decretó la prisión preventiva por el delito de peculado agravado por 250 millones de pesos, por su participación en un elaborado esquema de simulación de contratos de prestación de servicios profesionales que nunca se realizaron, y que permitió la sustracción de recursos públicos de los chihuahuenses para emplearse con fines partidistas.
“A partir de dicho anuncio y ante el esfuerzo del combate a la corrupción que lleva a cabo el gobierno de Chihuahua, por el que ya hay 15 personas entre procesadas y condenadas en diversas causas penales, entre exfuncionarios y empresarios que colaboraron con estos en la trama de simulación de operaciones, se le pretende imponer al pueblo de Chihuahua, insisto, ante este hecho, una represalia económica desde el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto”, indicó Javier Corral.
Señaló que con posterioridad a la detención de Alejandro Gutiérrez se adujeron primero razones de disponibilidad financiera, siendo Chihuahua la única entidad federativa a la que no se le transfirieron recursos, esto es, solo para el estado de Chihuahua no hubo disponibilidad de fondos.
El caso Chihuahua es un ejemplo de la política de la “zanahoria y de garrote” que aplica el gobierno federal, la misma política que se aplica en todos los ámbitos de la estructura pública y privada del país, la corrupción es un mal que impera en todas las actividades que se desarrollan en México, para desgracia de todos los ciudadanos que combaten ese cáncer que carcome a la nación.
Los ciudadanos tenemos en nuestras manos la oportunidad de cambiar el rumbo de la historia de corrupción que impera en México, cuando ejerzan su derecho de emitir su voto libre y secreto en las próximas elecciones del primero de julio del año en curso, pero para eso todos deben informarse sobre la historia y trayectoria de cada candidato. El cambio está en sus manos.

Comentarios