Las mujeres son fuente de vida, cohesión social y viva expresión de talento, sin embargo, por siglos, las mujeres han sido discriminadas, marginadas y tal vez hoy más que nunca, violentadas, en una sociedad que no alcanza a superar su cultura machista.

Diariamente se cometen 10 feminicidios, cuatro de ellos son a menores de 18 años. El feminicidio es violencia extrema, atenta contra la especie humana, su impunidad exige leyes más drásticas, que penalicen a la corrupción tanto en los ministerios públicos como en los juzgados.

No obstante la discriminación y segregación, que históricamente la sociedad machista-capitalista ha sometido a las mujeres, estas tienen un papel destacado en la ciencia y la tecnología.

El primer registro que se tiene de la participación de una mujer en ciencia, es la egipcia HeduÁnna, quien en el año 2354 aC colaboró con Imhotep en la resolución de problemas relacionados con la construcción de las pirámides.

Hay que mencionar a Hipatia de Alejandría, matemática (370-415 dC), astrónoma y filosofa realizó aportaciones en la aritmética de Diofantos; María Gaetano Agnesi, matemática (1718-1799) describió la función matemática denominada La Bruja de Agnesi; Rosalind Franklin quien tomó los primeros rayos X del ADN cristalizado, demostrando que la estructura del ADN era helicoidal, nunca le fue reconocida su aportación científica.

La primera mujer que recibió un Nobel fue Marie Curie en 1903 ganó el de física, galardón que no se lo querían entregar por el simple hecho de ser mujer, en 1911 fue nuevamente merecedora del nobel de química, por haber descubierto dos nuevos elementos químicos: el polonio y el radio, nuevamente no le querían dar el galardón, esta vez por haber tenido una relación extramarital, ha sido la única mujer que ha recibido dos veces el Nobel.

De 941 premios Nobel que se han entregado solo 53 han correspondido a mujeres, incluyendo a Esther Duflot por el de economía en 2019. En México solo tres mexicanos hombres han recibido este reconocimiento, Alfonso García Robles, Octavio Paz y Mario Molina.

Actualmente en México 10 mujeres destacan su importancia en la ciencia y la tecnología, Silvia Torres-Peimbert astrónoma, Isaura Mesa Bióloga investiga la caracterización de los genes de proteínas del cito-esqueleto, Victoria Chagoya, química farmacéutica, bióloga, investiga la adenosina activo des-inflamatorio, Mayra de la Torre, recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de tecnología, diseño e innovación, Alejandra Bravo realiza investigación biomédica, María Esther Orozco, química bacterióloga y parasitóloga, Ana María López Colomé, Bióloga y bioquímica, obtuvo el Premio Mujeres en la Ciencia de LÓreal-Unesco en 2002, Ana Sofía Varela, química investiga el nivel molecular, para aprovechar mejor la energía eléctrica, Edna Leticia González investiga los factores humanos que fomentan la invasión biológica, Luz María Alonso experta en Robótica, realiza estudios para crear una solución que corrija el zumbido que no proviene de fuente externa, usando un electroencefalógrafo que registra actividades eléctricas del cerebro. De 28 mil 630 integrantes del Sistema Nacional de Investigadores 37 por ciento son mujeres.

Toda mujer tiene talento, sea científica, obrera o ama de casa, porque formar a los hijos no es tarea menor, pero el machismo que deriva en feminicidio se ha reproducido a través de los siglos, es una anticultura donde los integrantes de una sociedad interpreta, trasmite y transforma la realidad, o reproduciendo la violencia hacia las mujeres.

El humanismo surgió durante los siglos XIV y XV pretendiendo darle un sentido racional al hombre, derivando, en los derechos del hombre y del ciudadano, en la revolución francesa de 1789, claro no incluyeron a las mujeres, que continuaron a la sombra y sumisión del hombre.

Fue Olympe de Gouges quien en 1791 cuestionó a la revolución francesa, declarando los “derechos de la mujer y la ciudadana”. Le costó la vida, pero surgió el feminismo como movimiento social, al principio por el derecho al voto, pero hoy es por el derecho a vivir sin violencia, ni ultrajada.

El feminismo en México, ha demostrado ser un movimiento social superior al humanismo, porque incluye la equidad de género, ante ello es urgente un nuevo pacto social que elimine al feminicidio. ¿No lo cree usted así?

Comentarios