Actualmente la telefonía móvil ha alcanzado una tasa de penetración de más de 90 por ciento en los países en desarrollo. Siendo el envío de mensajes de texto, que implica la creación y el intercambio en tiempo real de mensajes alfanuméricos de 160 caracteres o menos, el canal de comunicación interpersonal más utilizado entre los usuarios de esta tecnología, la cual ha ido evolucionando gracias a la disponibilidad de aplicaciones de mensajería móvil gratuitas como Whatsapp, Kik y Facebook Messenger, las cuales incorporan el intercambio móvil de imágenes y videos.
Debido a su uso frecuente y su enorme alcance, así como su bajo costo, los mensajes de texto y multimedia tienen características que los hacen adecuados para su aplicación en intervenciones en el campo de la salud pública. Estas intervenciones pueden considerarse parte de la estrategia más amplia de salud móvil (mHealth, por sus siglas en inglés), que no es más que la aplicación de tecnologías móviles, incluyendo teléfonos, tabletas, telemonitorización y dispositivos de seguimiento, para apoyar y mejorar el desempeño de la salud pública práctica.
Es por todo lo anterior que los teléfonos móviles se han convertido en la plataforma ideal para mejorar la gestión de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial, o incluso en programas para la pérdida de peso, ya que por medio de esta vía se abren las puertas al apoyo clínico personalizado y el asesoramiento en temas como el automonitoreo de la glucosa o la gestión en la toma de medicamentos, por lo cual las aplicaciones de la salud móvil son especialmente prometedoras para abordar las disparidades y los retos que enfrenta la salud pública.
Si bien ya han pasado más de 10 años desde la primera publicación que reportó el uso de la salud móvil en intervenciones para la promoción de la salud, aún no queda del todo claro el mecanismo por el cual se genera el cambio en el comportamiento en los usuarios que conlleva al éxito de estas intervenciones. Sin embargo, no cabe duda que el uso de estas estrategias ayuda en gran medida a superar las barreras existentes dentro de la atención efectiva
de la salud.

Comentarios