La sexualidad en la adolescencia (Cuarta parte)

825

La genitalidad

Como bien sabes, todo lo que tiene que ver con los genitales y las sensaciones que estos nos producen forma parte de la sexualidad.

Como ya habíamos señalado, lo genital es entonces un componente más de la sexualidad. Existen diferentes opciones para vivir la sexualidad genital. Todas las personas tenemos valores, sentimientos y formas de pensar distintas. Por eso se deben respetar y tolerar las decisiones que cada quien tome con respecto a su sexualidad genital. Este es un derecho que nadie nos puede quitar.

Vamos a referirnos a cuatro situaciones que son importantes de revisar, por el interés que generan y porque forman parte de ese proceso por el que estás pasando.

Estas son: la autoestimulación, la abstinencia, las caricias o juegos sexuales y las relaciones sexuales coitales.

La autoestimulación

Es una actividad que consiste en tocarse y acariciarse los propios genitales con el fin de producirse placer. Tiene una función muy importante para el desarrollo, especialmente de adolescentes, ya que permite explorar el cuerpo, conocer mejor la forma y funcionamiento de los genitales, así como las sensaciones que de ellos se derivan.

Además, gracias a la autoestimulación se logran liberar los deseos e impulsos sexuales acumulados, que vuelven a surgir tan impetuosamente a estas edades.

Otra función que ocupa esa actividad, es que nos permite prepararnos para el encuentro genital con otra persona, a través de la fantasía y la imaginación que la acompañan.

La autoestimulación ha sido considerada una práctica desviada y anormal. También se cree que puede causar daño físico o mental a las personas que la practican. Otra cosa que se ha creído es que es una actividad exclusiva de la adolescencia, y que las personas adultas o los infantes no la practican. Todas estas creencias son falsas.

La autoestimulación es una actividad normal y necesaria para el desarrollo sexual de las personas. No produce ningún tipo de daño y puede ser practicada por cualquiera, aunque se tenga una pareja estable.

Estos mensajes sobre la autoestimulación pueden causar sentimientos de culpa y dificultades para disfrutar de esta experiencia, al considerarse que se hace algo malo o que no se es suficientemente fuerte como para aguantar y reprimir las ganas. También se generan mensajes diferentes para hombres y para mujeres.

Los hombres reciben mayores mensajes permisivos con respecto a la autoestimulación, en cambio a las mujeres se les reprime y censura más esa práctica. Lo que provoca sentimientos de culpa y vergüenza en ellas. Lo importante es tener claro que hombres y mujeres tienen deseos sexuales por igual. Que todas y todos tenemos derecho a explorar nuestro cuerpo y a sentir placer, y que esto no nos vuelve personas malas o de menor valor.

Hay algunos casos en que la autoestimulación puede causar problemas. Cuando eso pasa es porque:

-El o la adolescente se aísla de las actividades que comúnmente realiza o de las personas que le rodean. Por ejemplo, una persona que prefiere quedarse en su casa masturbándose que ir a una fiesta o reunión con sus amigos.

-El o la adolescente se masturba en lugares públicos con la intención de ser visto por otras personas.

-La frecuencia con que se realiza llega a producir un daño físico en los genitales y aun así continúa haciéndolo.

-La autoestimulación se vuelve más importante que la posibilidad de establecer una relación íntima con otra persona.

Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios