La sexualidad en la adolescencia (Primera parte)

1712
sexualidad

Pachuca.- Recordemos que la sexualidad se encuentra presente durante toda la existencia humana, pero en la adolescencia se vive y manifiesta de manera un poco diferente a como se expresa en otras etapas de la vida.

En este período surgen sensaciones e impulsos de tipo sexual que se encuentran relacionados con los cambios biológicos que enfrentan los adolescentes.

Los cambios hormonales provocan que se tengan deseos y fantasías eróticas, que se quiera sentir placer físico a través del propio cuerpo y del cuerpo de otros, especialmente de quien te gusta o de quien te sientes enamorado.

Esas sensaciones generalmente te toman por sorpresa, por eso la angustia, el temor, la incertidumbre y la confusión revolotean en tu cabeza, más aún si no se tiene la información necesaria para comprender mejor lo que está pasando, o si no se cuenta con personas confiables que puedan escuchar y orientar seriamente.

Por eso, vamos a repasar las principales vivencias que tienen las personas jóvenes, no para que se crea que todos sienten, piensan y experimentan exactamente igual su sexualidad, sino para conocer las características más típicas del desarrollo de la sexualidad en esa etapa de la vida.

Pero volvemos a aclarar que la forma de vivir estos cambios y procesos tiene que ver con características personales (como el sexo, la edad o la personalidad) y sociales (la cultura, el nivel educativo, la religión, etcétera), así como con las reacciones y demandas del mundo que te rodea.

Resulta común que, en los primeros años de adolescencia, los jóvenes se aíslen un poco del mundo que les rodea, prefieren pasar más tiempo a solas consigo mismos.

Eso se encuentra relacionado, como se explicaba antes, con la sensación de incomodidad con el cuerpo por lo rápidos y fuertes que son los cambios. Es aquí cuando vuelve a aparecer la autoestimulación (ya que de niños también se viven esas experiencias, solo que no tienen por finalidad alcanzar el orgasmo sino explorar el cuerpo) y las fantasías (o “soñar despierto”) que permiten liberar los deseos e impulsos sexuales que se están sintiendo.

Sin embargo, la autoestimulación suele ser una actividad muy común durante toda la adolescencia, no solo al inicio. Además, cumple un papel muy importante, ya que permite explorar el cuerpo, conocer más sobre los genitales y su funcionamiento, así como liberar energía sexual.

También posibilita a la persona fantasear y prepararse para las relaciones genitales en pareja. Conforme se vive una mayor adaptación a los cambios del cuerpo, las amistades con personas del mismo sexo ocupan un lugar muy importante.

Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios