La sexualidad en la adolescencia (Séptima parte)

1043

Las relaciones sexuales coitales

Cuando una relación amorosa con otra persona se vuelve más duradera, estable y segura, la vivencia del amor adquiere matices diferentes. Se desea tener mayor intimidad y cercanía, tanto emocional como física.

Esto hace que muchas parejas sientan mayores deseos de “hacer el amor”. Esta frase hace referencia a las relaciones sexuales coitales, las cuales consisten en dar y recibir caricias eróticas hasta llegar a la penetración del pene en la vagina (coito). Estas relaciones permiten el intercambio de amor, sentimientos, placer y comunicación.

Por eso, lo más adecuado es que se vivan dentro de una relación de pareja seria, estable y comprometida. Muchos adolescentes tienen experiencias coitales por curiosidad, porque se dejaron llevar por el momento o por presión de otras personas (amigos, novio, novia).

Es importante que se llegue a vivir un encuentro coital por decisión personal y de pareja, tomando en cuenta los riesgos y buscando las formas de protegerse. Hay varias cosas que se deben tomar en cuenta, al tener relaciones sexuales coitales, como por ejemplo: -La relación coital no es la garantía de que la relación va a durar más o que va a ser mejor. Tampoco se puede esperar que una persona se quede con el otro como si hubiese adquirido una obligación.

-Se debe estar preparado para enfrentar la responsabilidad de un embarazo, ya que las probabilidades de que se presente aumentan al tener una vida sexual coital activa.

-Cuanto más joven se tengan las relaciones coitales, más probabilidades de tener varias parejas sexuales, lo cual se convierte en un riesgo para el contagio de ITS y VIH/SIDA.

-Cuando se tienen relaciones coitales debe garantizarse tu protección y la de tu pareja. No se debe poner en riesgo la salud física, mental o espiritual de nadie. Esto implica el uso de métodos de protección (como el condón, porque previene el embarazo y las ITS, VIH/SIDA), la fidelidad, la comunicación, el respeto, la no violencia.

-En la medida de lo posible, se debe tratar de que los encuentros coitales se lleven en lugares adecuados, que permitan la intimidad y la posibilidad de disfrutar de la experiencia sin presión por el tiempo o porque alguien va a llegar. Muchos adolescentes practican el coito en condiciones que no son las más indicadas para que ambos obtengan el mayor nivel de placer físico (especialmente la mujer, que por sus procesos biológicos requiere de más tiempo para alcanzar el orgasmo) y para compartir la cercanía emocional que produce el encuentro sexual.

Es muy importante que los adolescentes puedan tener claridad sobre las ventajas y desventajas de tener relaciones coitales en esta etapa, así como de lo que quieren, piensan y sienten, con el fin de que puedan tomar una decisión, individual y en pareja, y actuar responsablemente.

(Fuente: “La sexualidad y la salud sexual reproductiva de las y los adolescentes con énfasis en prevención de VIH/SIDA” módulo de capacitación para adolescentes multiplicadores en salud Costa Rica, 2005. PAIA (Programa Atención Integral a la Adolescencia) departamento de salud de las personas, Caja Costarricense de Seguro Social 2005)

Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios