Cuando parecía que la crisis legislativa tendía a diluirse, llegó el gobierno estatal, a través del Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), para avivar el fuego. Ya entrada la noche del miércoles, el gobierno estatal publicó, contrario a lo que decidió el pleno el mismo día por la tarde, el acuerdo de conformación de la junta de gobierno de la 64 Legislatura del Congreso local en su primera versión, “la espuria”, que coloca a la priista María Luisa Pérez Perusquía como presidente de la junta durante el primer año. La publicación del primer acuerdo en el POEH fue calificada de ilegal por el presidente de la mesa directiva de septiembre, Humberto Veras Godoy. Dijo que el único facultado para pedir publicaciones al POEH es quien preside la mesa directiva, por lo que enviará el nuevo acuerdo, aprobado por el pleno y avalado por Morena, PRD, PT y Nueva Alianza, para que se publique. La aparición del primer acuerdo en el POEH supone una participación activa del gobierno estatal en este conflicto legislativo en el que, al menos en el discurso, se había mantenido ajeno. ¿Por qué activa? Porque con la publicación de la primera acta se decanta a favor de la priista Pérez Perusquía. Si el único facultado para enviar el documento es el presidente de la mesa directiva en curso, el director del POEH no debió haber aceptado el documento o al menos debió haber esperado o buscado comunicación con Veras Godoy, quien fue electo ante el pleno. Con este acto, el gobierno estatal desafía a la mayoría del Congreso local y abriga a la priista Pérez Perusquía. Pese a todo, ayer la sesión solemne que abrió el primer periodo ordinario de la 64 Legislatura transcurrió en orden y tanto Veras Godoy como Pérez Perusquía declararon estar dispuestos a dialogar. Ya veremos si continúa la cordialidad cuando sea momento de instalar la junta de gobierno. De filón. Apenas y comenzó oficialmente el primer periodo ordinario de sesiones y ya hubo al menos tres propuestas de parte de la sociedad civil para la agenda legislativa, lo que habla del interés que despertó la llegada de una nueva mayoría al Congreso local, que debe ser resguardada.

Comentarios