Últimamente, al gobierno del estado le ha dado por responder a solicitudes de información con el argumento de que “después de realizar una búsqueda exhaustiva en los archivos” determina que no encontró la información solicitada. La última respuesta negada a este diario correspondió a la pregunta respecto a si el Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (Sitmah) tenía registro de los accidentes que involucraron unidades del Tuzobús. La respuesta en este caso fue negativa y además con el argumento de que no era obligación de la dependencia contar con esos datos. La solicitud de información con folio 01026819 era concreta: pedía saber el total de accidentes en los que estuvieron involucradas unidades del Sistema de Transporte Masivo Tuzobús desde su entrada en vigor. El Sitmah además respondió que no estaba obligado a contar con esa información, conclusión a la que llegó después del “análisis a la normativa aplicable”. Curiosamente, el 10 de abril de 2018 la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) dio a conocer a través de un comunicado que entre los diversos accidentes en los que se vio involucrado el Tuzobús, 65 por ciento fueron responsabilidad de conductores particulares, según peritajes. La misma dependencia agregó que, respecto a los índices de accidentabilidad en el Sitmah, en cada 10 casos seis eran responsabilidad de conductores particulares. Si en aquella ocasión la Semot informó claramente, ¿por qué ahora ocultar esa información? ¿Dónde quedó la transparencia tan pregonada por el actual gobernador Omar Fayad? De filón. Quien no ha podido descansar en las últimas semanas es la diputada local Susana Ángeles Quezada. Y ni descansará, pues ayer fue denunciada ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el ciudadano Armando Vázquez Reséndiz.

Comentarios