Nielsen Hernández Mayorga

Estudiante de la maestría en gobierno
y asuntos públicos en la UNAM

Amarrarse el cinturón en viáticos, telefonía y otros tantos privilegios que tiene nuestra clase política habla bien de un gobierno que tiene sensibilidad. Sin embargo, esto debería ser una obligación para todo funcionario público y no sólo una respuesta al “gasolinazo”.

Si bien se reconoce la voluntad del gobernador Fayad y las de sus colaboradores por no quedarse atrás con el anuncio de medidas de austeridad y de apoyo a la economía familia con descuentos en colegiaturas y en impuestos a transportistas, esta decisión debe analizarse a detalle.

¿Cuál de estas medidas es la más importante? Sin duda, hay dos propuestas que llaman poderosamente la atención. La primera es una iniciativa para reducir el financiamiento de los partidos políticos en épocas no electorales. Esto no es una ocurrencia del gobierno de Fayad sino una demanda generalizada de la población que está en desacuerdo con los partidos y con aquellos políticos que han vivido del erario público durante muchos años.

Ojalá que como sucedió con las anteriores iniciativas que envió el Gobierno de Hidalgo (Ley de Mejora Regulatoria, de la Administración Pública y de Planeación) esta iniciativa de reducir el presupuesto a los partidos pase “planchadita”, aunque quizá esto sea pedir mucho porque para ellos sería darse un balazo en el pie porque de eso viven.

La segunda propuesta interesante es la creación de la Agencia Estatal de Energía que en papel suena bonito pero significa mayor burocracia y sobre todo, no se dijo cuál sería su estructura, ni presupuesto ni absolutamente nada.

PLAN ESTATAL DE DESARROLLO

Ya está disponible el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022 en el sitio web del Diario Oficial del Estado de Hidalgo para que usted pueda revisarlo; sin embargo, más de uno se preguntará ¿para qué sirve un Plan? En primer lugar para cumplir un requisito que pide la Ley de Planeación que obliga a los gobiernos a presentar un documento que contengan sus “ideas” y líneas de acción que implementará en su administración. En segundo lugar para que nosotros los ciudadanos sepamos a qué se comprometen nuestros gobernantes.

Al revisar el PED del Gobierno de Hidalgo encontramos muchas “buenas intenciones” pero pocas intervenciones concretas y medibles. Las promesas para 2022 es asignar el 0.30 % del presupuesto a ciencia y tecnología, crecer en 3.5 % el PIB, generar 10 mil empleos y ser quintos en competitividad e innovación a nivel nacional. Ojalá que el gobierno en turno cumpla y si no usted estará en todo su derecho de exigirle cuentas.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios