Con esto de la urgencia de informar, gobierno y medios de comunicación a veces cometemos imprudencias, errores que pueden salir caros. La aparición de un puma, primero en la región montañosa de Actopan y ahora supuestamente en Pachuca (según un errático comunicado de prensa de la alcaldía de Pachuca), disparó nuestras ansias por dar a conocer la novedad a nuestras audiencias, lo cual no precisamente es lo mejor. Según la asociación civil Biofutura, al hacer público el anuncio de la existencia del animal, “las autoridades han advertido a la población que deben de cuidarse del felino, lo que ocasiona miedo y de esta manera propician su caza”. En conferencia de prensa celebrada ayer, la asociación civil pro animal opinó que las autoridades han informado de manera inadecuada, pues el puma no ataca al ser humano. Al informar sobre la presencia del felino, las personas que no saben de su comportamiento asumen que podría atacar, lo que los pone a la defensiva. Incluso, según la asociación animalista, ya se han formado varios grupos para cazar al puma. Ayer, según la presidencia municipal de Pachuca, había reportes de la presencia “de un felino de gran tamaño” en las inmediaciones del Cristo Rey, en el norte de la capital estatal. El comunicado oficial emitido anoche informó que personal de Protección Civil municipal acudió para atender el reporte de vecinos y encontró huellas de un felino de gran tamaño. Por esa razón pidieron “a los pobladores de las inmediaciones que estén alertas y extremen precauciones al transitar por la zona”. Esto es, la autoridad municipal advirtió a la población justo de la forma en que no debe hacerse, según la organización Biofutura: causando alarma. Además la Semarnath informó anoche que técnicos y expertos de la dependencia, así como de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) “descartaron la presencia de felinos mayores en las inmediaciones del Cristo Rey en Pachuca”. Todo por la urgencia de informar. De filón. El proyecto de vigilancia que el gobernador Omar Fayad anunció esta semana que termina, va más adelantado de lo que se pensaba. Según el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo, el primero de agosto podría estar listo un proyecto que aglutina a la iniciativa privada local con el gobierno estatal y que implica instalar 10 mil cámaras de videovigilancia, así como drones tripulados y no tripulados.

Comentarios