editorial

Cuando hay selección de candidatos al interior de partidos políticos o coaliciones casi siempre existen inconformidades, más si el inscribirse para representar a determinada fuerza política implica una posibilidad real de alcanzar un cargo público. En los partidos de membrete no hay efervescencia, pues a nadie le interesa ser candidato. En contraste, en aquellas fuerzas políticas que han logrado ascender, que se han vuelto competitivas, la historia es otra. Pero además, los grupos que actualmente están en el poder, buscan desestabilizar al enemigo ya sea mediante una estrategia propagandística; azuzando o magnificando alguna inconformidad, e incluso infiltrándose para prohijar rebeldías y acabar con el adversario desde adentro. Esta es una historia que hemos visto ya en pasados procesos electorales. Hoy el enemigo a vencer es golpeado desde varios frentes. Se construyen fracturas con testimonios que quizá no tienen el peso que les quieren endilgar. Al respecto, el dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Abraham Mendoza Zenteno interpretó que los dichos en torno a la supuesta división del partido en el estado son falsos y obedecen a “la guerra sucia que el gobierno priista busca generar para intentar debilitar a Morena”. En contraparte, dijo que la molestia de los inconformes con la selección de candidaturas “derivó de que no fueron seleccionados”. ¿Le suena esa historia? De filón. Cuatro personas detenidas y tres domicilios asegurados, así como la ubicación y también aseguramiento de armas de fuego, bidones con y sin hidrocarburo. Tal fue el saldo de un operativo llevado a cabo por elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), con apoyo de la Policía federal… no fue en Puebla ni en Guanajuato, sino en Hidalgo.

Comentarios