Laguna de Metztitlán y pescadores, en el abandono gubernamental

5739
pescadores

Tras cinco meses del desastre ambiental en ese cuerpo de agua, los acuicultores recibieron un apoyo económico de apenas 7 mil 200 pesos por parte del gobierno federal y en próximos días se espera que el estatal entregue paquetes de animales que, de acuerdo con el presidente de la cooperativa San Cristóbal Laguna Natural, Crescencio Hernández Torres, son insignificantes e insuficientes.

En total, han pasado cinco meses desde que la laguna de Metztitlán se convirtió en un desierto; hoy, está completamente seca y abandonada, al igual que los pescadores que habían encontrado una oportunidad para vivir con el aprovechamiento de las diversas especies de animales. La agricultura, que dependía de ese cuerpo de agua, tampoco pasa por un buen momento.

De acuerdo con testimonios de integrantes de la cooperativa San Cristóbal Laguna Natural, en febrero se secó en aproximadamente cuatro días y así perdieron la producción de al menos 50 toneladas de peces.

Poco después del desastre ambiental, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) Carlos Muñiz Rodríguez visitó el lugar, hasta donde él y su comitiva pudieron llegar en vehículos, donde sostuvo una reunión con los productores afectados, pero desde entonces no ha regresado, relató a Libre por convicción Independiente de Hidalgo Crescencio Hernández Torres, presidente de la cooperativa.

Solo quedó el compromiso “de palabra” de que cuando se recupere el cuerpo de agua las autoridades ayudarían con la entrega de crías para repoblar la presa.

Eso no fue todo, pues apenas la semana pasada, don Crescencio recibió la llamada de un empleado del gobierno estatal que le anunciaba otro apoyo, que dicho por el dirigente “es insignificante”: 17 paquetes de aves, 20 de lechones y tres de ovinos para repartir entre las 40 personas damnificadas, es decir, un ejemplar por cada quien y serán cedidos en aproximadamente dos semanas.

“El día de antier (9 de junio) me llamaron de gobierno y me dijeron que me iban a dar un apoyo, pero realmente ni vale la pena”, expuso.

En ese contexto, Hernández Torres aseguró tajantemente que el gobierno ha abandonado a los acuicultores, “realmente no ha habido ningún movimiento por parte del Ejecutivo estatal o la presidencia, solo llegó un apoyito del gobierno federal, 7 mil 200 pesos; por medio de las oficinas de Morena vinieron a recoger los documentos de cada pescador y nos entregaron el efectivo a los 40”.

Relató que hace dos semanas, la federación entregó a cada afectado una subvención financiera por 7 mil 200 pesos. Esa ayuda fue entregada por única vez, pero de acuerdo con Heriberto Badillo Gutiérrez, otro integrante de la cooperativa, “de algo les servirá” ante el panorama complicado que vive la región, puesto que a la agricultura, otra de las actividades productivas del municipio, tampoco le ha ido bien debido a la ausencia de lluvias.

Es decir, “no hay trabajo”, coincidieron Crescencio y Heriberto; a consecuencia de ello, muchos de los habitantes de Metztitlán han tenido que salir de sus localidades para buscar una manera de vivir en las grandes ciudades, ya sea Pachuca o la Ciudad de México. No obstante, muchos no han tenido suerte, pues la falta de oportunidades propiciada por la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha sido la causa de que muchos deban regresar a casa. “Más que nada sí nos sirvió de algo (el dinero), porque sí está canija la situación; no hay trabajo, está la siembra, pero por la seca no se están logrado las cosas”, relató Badillo Hernández.

Ambos han vivido toda su vida en Metztitlán y confían en que la presa volverá a llenarse, pero no saben cuándo. Han sufrido dos experiencias iguales en el pasado y saben que así será. Sin embargo, especialistas advierten que ello podría no suceder nunca.

El 29 de febrero, este diario documentó que la sequía que aqueja a la laguna de Metztitlán es causada por el fenómeno meteorológico el Niño, que provocó una baja precipitación pluvial en la zona y su recuperación tardaría entre tres y seis años, e incluso podría ser irreversible, de acuerdo con Pablo Octavio Aguilar, docente investigador del área de biología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En aquel momento, el académico indicó que el proceso podría ralentizarse a causa de factores como el calentamiento global. Además, la afectación tiene un elemento adicional a tomar en cuenta: actualmente hay una mayor filtración que antes, lo que volvería más lenta la recuperación del embalse.

“Cuando hablamos de descuido es porque ninguna de las instancias, ni siquiera el presidente AMLO, que dice que le preocupa tanto el pueblo, ha volteado a ver cuál es el impacto que tiene que ver con la laguna, eso es grave”
Marco Antonio Moreno
Presidente de la sociedad Sehi

Autoridades pasmadas: Sehi

Los gobiernos federal y estatal han abandonado el afluente y la problemática que enfrenta actualmente, señaló en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el presidente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), Marco Antonio Moreno Gaytán.

“Las acciones son de abandono, ni quisiera han intentado hacer algo, eso es lo que a nosotros como organización nos parece grave, porque pareciera es pequeña”, resaltó.

De acuerdo con el activista, la recuperación del cuerpo de agua para este año muy difícilmente será posible, lo cual afectará a todas las actividades productivas de la zona, es decir, la pesca, agricultura y ganadería.

En ese contexto, recalcó que instancias como la Comisión Nacional de Agua (Conagua), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), así como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) deberían explicar cómo enfrentan los efectos del fenómeno en la región.

La falta de acciones por parte de esas instancias, abundó Moreno Gaytán, es grave debido a que no se está tomando en cuenta la complejidad que la problemática representa, por ejemplo, el embalse era un regulador de temperatura y además aportaba a los bosques de pino y encino de la zona.

“Yo creo que aquí era directamente responsable la Conanp, porque son los que están administrando la reserva de la biosfera y debían determinar qué actividades se podían hacer o no en la zona, primero les tocaba a ellos hacer una valoración del impacto que el secado de la laguna tenía no solo en lo ambiental, sino en lo económico-social.

“Luego a la Conagua, ellos tienen a su cargo el distrito de riego número ocho, por ello les tocaba precisar qué áreas de la actividad agrícola pudieran verse afectadas; mientras que el INECC debería determinar las causas por las que la laguna se secó”, precisó.

Además, el activista indicó que sería responsabilidad de las autoridades diseñar un plan de atención para la población que contemple la reconversión productiva de los municipios afectados.

Lo anterior, con el fin de que puedan hacer frente a las nuevas condiciones económicas que el cambio climático genera en la región, “eso de ir a aventarles pollos, marranos y borregos es un acto espantoso, horrible; que le hagan eso a la gente es como decirles: ‘Bueno, ya te cargó la chingada, ahí te va esto, a ver si te ayuda’.

“Cuando hablamos de abandono es porque ninguna de las instancias gubernamentales, ni siquiera el presidente Andrés Manuel López Obrador, que dice que le preocupa tanto el pueblo, ha volteado a ver cuál es el impacto económico y poblacional que tiene que ver con la laguna, eso es grave”, recalcó Moreno Gaytán.

La agricultura extendida, que requiere hasta 70 por ciento menos de agua, la perforación de pozos e incluso la instalación de estanques para continuar con la actividad acuícola pueden ser algunas alternativas para sacar adelante esa región.

También puedes ver el siguiente video

#TemaDelDía Confirman sequía de Laguna de Metztitlán en Hidalgo, pescadores pierden toneladas

Comentarios