Ixmiquilpan.- Luego que integrantes del Movimiento contra el gasolinazo  y la carestía bloquearon los accesos al jardín municipal de Ixmiquilpan para evitar la visita del gobernador Omar Fayad Meneses, el presidente municipal Pascual Charrez Pedraza lamentó la situación generada por unos cuantos, mientras que encabezó  el operativo de inicio de la Semana Santa.

 

No llegó el gobernador, ni ningún funcionario estatal, ni alcaldes ni diputados como se tenía programado. Con la visita del primer mandatario estatal, arribaría de nueva cuenta la policía estatal, como lo comprometieron delegados y el secretario de seguridad pública Mauricio Delmar,  el miércoles por la noche.

 

Pero la policía, tampoco llegó.

 

En la madrugada de ayer, integrantes del movimiento contra el gasolinazo, tras retener  varios tráileres, los llevaron al primer cuadro de la ciudad, rodearon el jardín y bloquearon los accesos; nadie se los impidió, pese a que se sabe, había guardias y vecinos vigilantes.

Comentarios