En su comparecencia ante integrantes de la comisión de gobernación de la 64 Legislatura local, el secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar aseguró que Hidalgo sigue siendo una de las entidades más seguras del centro del país. Negó la presencia de cárteles e informó que el estado redujo la incidencia en 11 delitos, como violencia familiar, lesiones dolosas, robo de autopartes, violación equiparada, hurto de vehículos, entre otros. Todos lamentables y dolorosos. Admitió también que debido a la contingencia sanitaria ha habido un incremento en otros como efecto colateral de la emergencia. Enlistó el fraude, amenazas, daño a la propiedad, despojo y atraco a casa-habitación. Sin embargo, el secretario del interior “olvidó” informar aquellos que forman parte del catálogo de los considerados ilícitos de alto impacto. Durante el primer trimestre del año, por ejemplo, Hidalgo se ubicó entre los 10 primeros lugares con mayor incidencia en secuestro, “trata” de personas, violación, extorsión y robo a casa-habitación con violencia. De acuerdo con información publicada por el Observatorio Nacional Ciudadano, cinco entidades encabezaron el ranking de víctimas de secuestro del fuero común por cada 100 mil habitantes, fueron: Quintana Roo, Zacatecas, Colima, Morelos e Hidalgo. ¿Más cifras? De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a agosto de 2020 los asesinatos en Hidalgo incrementaron 21 por ciento. Según el informe mensual del organismo, en ese periodo fueron perpetrados 222 homicidios dolosos, la mayoría con arma de fuego, así como 14 feminicidios, lo que dio un total de 236 muertes violentas. Simón Vargas fue cuestionado por la diputada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Lucero Ambrocio acerca de la violencia hacia las mujeres y por qué el estado se encuentra entre las 10 entidades con mayor incidencia en el delito de “trata” de personas. Su respuesta fue romántica. El funcionario dijo que el tema debe atenderse con cultura, con el fortalecimiento de las capacidades institucionales de la sociedad, empezando por la familia. ¡No señor Vargas! La violencia hacia las mujeres y en general los delitos que afectan a una sociedad adolorida se atajan combatiendo de raíz la corrupción. No tenga miedo en admitirlo, el gran cáncer de esta y el resto de las entidades federativas ¡es la corrupción! Debe saber, señor secretario, que para resolver un problema debe admitirse que este existe, ¿no lo cree? De filón. La dirigencia nacional de Morena anticipó que peleará en los tribunales 15 alcaldías donde los resultados electorales del domingo no les favorecieron. Lo dicho, para resolver un problema debe admitirse que este existe, y en el caso de los vinotinto su mayor lastre son sus propias tribus.

De interés

Comentarios