La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) permite a los países miembros comparar sus procesos y resultados con estándares internacionales y de trabajo entre pares. Los países envían a participar en grupos de trabajo hacia la OCDE a sus expertos, y expertos de la OCDE visitan otras naciones para realizar diversos estudios como proyectos, seminarios, estadísticas, análisis, entre otros. Derivado de estos trabajos y de toda la información recabada se establecen cifras lo más cercanas a la realidad para que se puedan comparar a través de los datos recabados entre otras naciones del mundo.
Además, en la mayoría de países democráticos se difunde ampliamente los resultados para desarrollar estrategias de mejora e innovación, por lo que consideran a esta organización como un privilegio de pertenencia por los resultados concretos que ofrece, ya que es muy útil. Por otro lado, como fue informado recientemente en Libre por convicción Independiente de Hidalgo, se conocieron los resultados del Programa para la evaluación internacional de alumnos (Pisa) 2015, en el que la OCDE mide las competencias de los estudiantes de final de enseñanza obligatoria hacia los 15 años, cuando están a punto de integrarse a la vida laboral o postsecundaria, en: comprensión de lectura, comprensión numérica, digital, ciencias, entre otros parámetros. Entre tanto, los datos obtenidos para México muestran que el país se encuentra muy por debajo del promedio de naciones en ciencias, lectura y matemáticas, con una media de 416 puntos frente a 492, y en la que menos de uno por ciento de los estudiantes de México logra niveles de competencia de excelencia. En ciencias, estudiantes obtuvieron una media de 416 puntos frente a 493 del promedio. En lectura fueron 423 puntos, comparados con 493 del promedio. En ciencias obtuvo el último lugar, y en matemáticas el promedio nacional fue el más bajo de todos con 408 puntos, que contrastan con 490 del promedio; el informe menciona que “positivamente”, el rendimiento de México en matemáticas “ha aumentado cinco puntos cada tres años entre 2003 y 2015”, así que de mantener el rendimiento en 50 años los alcanzamos; si no aumentan ellos el rendimiento.
Quizá, en nuestro país esos resultados pasan prácticamente desapercibidos, porque posiblemente muestran lo obvio: la ruina de la reforma educativa y que se tienen que reenfocar los esfuerzos; porque como lo muestran las cifras el fallo es estructural, no de forma para que en las escuela se enseñen competencias básicas, que es lo que el país necesita y demanda, porque es un derecho básico y es justo “cultivar el jardín”.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorPosadas en tu comunidad supera las expectativas: gobierno
Artículo siguienteLa poderosa pandemia del entre
Doctor en ciencias de los materiales, ingeniero minero metalúrgico por la UAEH y maestro en ciencias en geología minera por el Instituto Politécnico Nacional. Profesor investigador de la Autónoma de Hidalgo y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Colabora en Libre por convicción Independiente de Hidalgo desde 2009.