Las conductas de autocuidado y cuidado mutuo

379
sexualidad

(Segunda parte de dos)

Pachuca.- El cuidado mutuo es la responsabilidad que tenemos de proteger a nuestra pareja de cualquier riesgo para su salud física, mental, sexual y espiritual. Se expresa en los actos, los pensamientos y los sentimientos. Incluye cuidarle del contagio de ITS, VIH-SIDA y del embarazo.

Algunas cosas que puede hacerse para proteger a tu pareja si deciden abstenerse son:

•Respetar la decisión del otro, aunque no la compartas.

•Ayudar y colaborar para mantener la decisión.

•No presionar al otro para que haga algo que vaya en contra de lo elegido.

•Compartir espacios juntos con otras personas, para que un momento de soledad no los lleve a buscar un acercamiento físico más intenso.

•Hablar sobre lo que van a hacer cuando se viva un momento de mucha excitación.

•Identificar las cosas que podrían llevarlos a poner en riesgo la abstinencia, para poder evitarlas.

•Compartir actividades recreativas, que les permitan disfrutar de hacer cosas juntos.

Si se tienen relaciones sexuales genitales o coitales, las conductas de mutuo cuidado deben ser:

•Acordar que siempre van a usar condón y aprender cómo se coloca.

•Usar siempre y adecuadamente el condón.

•Realizarse la prueba del VIH y conocer los resultados de ambos.

•Guardarse fidelidad mutuamente.

•Asegurarse que uno de los dos ande siempre con condones, en un lugar adecuado que no los exponga a dañarse. Esto porque muchas veces el encuentro sexual no se planea con anticipación.

•Acudir en pareja al médico para que les aconseje cuál método utilizar para evitar los embarazos.

•No tener prácticas sexuales de alto riesgo (como el coito interrumpido, el ritmo, no usar condón, etcétera).

•No tener encuentros si alguno o los dos han consumido alcohol o drogas, ya que es más posible que se les olvide o no le den importancia al uso del condón y tengan relaciones coitales sin protección.

•Conversar abiertamente sobre lo que les gusta y no les gusta, así como los temores, dudas y expectativas sobre el encuentro sexual.

•No presionar o manipular al otro para que haga cosas que no quiere o que le harían sentirse incómodo o incómoda.

•Buscar que la experiencia sea positiva y gratificante para los dos, que les permita obtener placer físico y emocional, sin correr ningún riesgo.

•Si se quiere postergar el coito, pueden recurrir a otras opciones como caricias eróticas, la estimulación mutua, el sexo oral, etcétera.

•Decidir juntos el momento en que se va a llegar a tener una relación sexual coital.

Fuente: “La sexualidad y la salud sexual reproductiva de las y los adolescentes con énfasis en prevención de VIH/SIDA”. Módulo de capacitación para adolescentes multiplicadores en salud Costa Rica, 2005. PAIA-Programa Atención Integral a la Adolescencia. Departamento de Salud de las Personas, Caja Costarricense de Seguro Social 2005.

Comentarios