Las dudas de la gobernabilidad

320

La irresponsabilidad de un puñado de personas puso desde la tarde de ayer en grave riesgo a cientos de familias de Mineral de la Reforma. Un incendio provocado, según confirmó la subsecretaría de Protección Civil, en el relleno sanitario alarmó a un amplio sector de la Zona Metropolitana de Pachuca. Es suspicaz que unas horas después de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) suspendiera las actividades en el tiradero por incumplimiento en la normativa ambiental, una conflagración de importantes magnitudes se haya desprendido del lugar. Las dudas del caso podrían ser mínimas para dar con los responsables de ese acto delincuencial que atenta contra el medio ambiente, la seguridad y el patrimonio de las personas. El caso queda en manos del ayuntamiento de Mineral de la Reforma que, sin titubear, debe emprender inmediatamente acciones legales que redunden en una investigación seria y efectiva de las instancias correspondientes. Ayer, funcionarios de la delegación en el estado de la Semarnat fueron retenidos por policías municipales cuando acudieron para suspender el relleno sanitario ubicado en Pachuquilla. En respuesta, la dependencia federal presentará una denuncia por retención arbitraria y amenazas al contar con pruebas necesarias para ejecutar dicho procedimiento legal. Mucho trabajo le espera a la procuraduría de justicia, siempre y cuando la Semarnat proceda conforme a su advertencia y el ayuntamiento mineralreformense, si es que trabaja como afirma en el discurso: con un sentido social, no se queda con los brazos cruzados ante un hecho catastrófico para el ambiente. Entretanto, quedan varias incógnitas: ¿quién dio la orden a los policías de apersonarse en el basurero?, ¿con qué intención?, ¿por qué presidencia municipal no cumplió con las observaciones ambientales hechas por la Semarnat desde septiembre de 2017? Y, por supuesto, ¿quién puso a arder el depósito final de residuos y con qué intención? Las respuestas las tendrá que dar pronto la autoridad, de lo contrario el mensaje será de ingobernabilidad. De filón. Ocho de los 12 diputados federales de Hidalgo realizaron durante la 63 Legislatura 21 viajes al extranjero, propios de su actividad en San Lázaro. Los ciudadanos demandamos resultados efectivos de esos periplos.

Comentarios