El reciente proceso electoral representó un hito histórico para el sistema político y probablemente un punto de inflexión para la democracia en México. Una vez terminadas las elecciones se visualizan dos desafíos en el horizonte democrático del país y del estado de Hidalgo, el primero de ellos guarda relación con la amplia mayoría electoral conseguida por Andrés Manuel López Obrador y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que le permite implementar –sin grandes costos de transacción– su plan alternativo de nación 2018-2024. El segundo desafío es la agenda de reformas electorales que surgen tras los problemas acontecidos en el reciente proceso electoral y que deberán avanzar en la consolidación de la democracia mexicana, tras un largo proceso de transición.

El triunfo de Morena representa un hito en las elecciones, ya que nunca antes –salvo en condiciones de partido hegemónico– se había observado una victoria tan contundente dada por los siguientes elementos: 1. AMLO es el candidato presidencial más votado en la historia, ya que de las 56 millones 611 mil 27 personas que votaron, el 53.19 por ciento lo hicieron por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, lo que representa a 30 millones 113 mil 483 sufragios. 2. Morena obtuvo el triunfo en 31 de las 32 entidades federativas y en 20 de ellas sus votos superaron el 50 por ciento. 3. Morena logró el control del Senado y la Cámara de Diputados, en donde la coalición Juntos Haremos Historia ganó 218 de 300 distritos electorales federales de mayoría. 4. En las entidades federativas Morena tendrá mayoría absoluta en 17 congresos locales.

Una vez terminada la efervescencia electoral, surge una agenda específica que permite adecuar y corregir nuestro sistema electoral a partir de problemas concretos detectados en el proceso como: 1.La violencia política que causó 152 muertos. 2. Las candidaturas independientes y el vacío dejado por la declinación de Margarita Zavala y los problemas en la recolección de firmas derivado de la aprobación por parte Tribunal Electoral de la Federación de la candidatura de Jaime Rodríguez Calderón el Bronco. 3. Las campañas negativas promovidas por una parte del sector empresarial, por ejemplo, con publicidad en cines. 4. Las campañas y propaganda en redes sociales, en distintos momentos del proceso electoral. 5. El robo de boletas y material electoral, siendo emblemático los hechos ocurridos con la casilla especial en la plaza Juárez frente al palacio de gobierno de Hidalgo.

Esos desafíos surgen como resultado del proceso electoral, toca a los actores políticos seguir construyendo nuestra democracia, con el profundo convencimiento de que el sistema democrático es el sustento del ejercicio de nuestros derechos humanos. Y es el único camino para lograr el bienestar y el desarrollo de nuestro México.

Comentarios