Las empresas unicornio son aquellas que llegan a ser valuadas por más de mil millones de dólares en los primeros tres años. Suelen ser startups. El significado de este concepto se determina por una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación, con un modelo de negocio escalable, el cual le permite un crecimiento rápido y sostenido.

Ese fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

El concepto nació en el mundo del capital emprendedor o venture capital. El término se menciona por primera vez en un texto de Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, ya que de primera mano observó cómo, sin que estas empresas tuvieran muchos ingresos, muchas de ellas ya estaban consiguiendo una inversión estratosférica.

La previsión de poder genera beneficios en un espacio de tiempo relativamente corto, anima a los inversionistas privados, caracterizados en la figura de los negocios, a realizar grandes aportaciones de capital e incluso personal para apoyar el crecimiento de la empresa; en muchos casos ofrecen incluso ideas y juegan un importante papel de mentor para favorecer dicho desarrollo.

Uber y Airbnb, dos de las compañías unicornio más valiosas, tienen algo en común: ninguna tiene activos fijos. Uber no posee ni un auto y Airbnb no cuenta con ninguna habitación, aun así han elevado enormes rondas de inversión.

Estas carreras de financiamiento tan acelerado han creado dudas en ciertos sectores económicos, quienes temen que pueda pasar algo semejante a lo ocurrido a finales del siglo pasado, cuando estalló la burbuja de las puntocom. Aquella tragedia financiera arrasó con el Nasdaq al llevar su índice bursátil a una pérdida del 78 por ciento en solo dos años.

No es un secreto que el valor de estas empresas unicornio tiene por fundamento la expectativa de desarrollo, es decir, se invierte no por lo que tienen, sino por lo que se espera que lleguen a generar a futuro.

Durante 2018, en China surgieron 97 compañías unicornio, lo que equivale a una cada 3.8 días; destaca el caso de la empresa Leapmotor (fabricante de autos eléctricos) que logró una valuación superior a los mil millones de dólares en solo un año, en contraste, en México ninguna empresa ha logrado tal valuación en los últimos años. Son dos empresas mexicanas de tecnología que valen más de mil millones de dólares: Softtek (fundada en 1982) y Kio Networks (creada en 2002), aunque ambas no son nuevas, son las únicas en su ramo que alcanzan dicho valor en nuestro país.

Se tendrá que observar en el periodo ordinario de sesiones, que inició el primero de septiembre, cómo los diputados de Morena discutirán sobre las empresas de comercio electrónico, las plataformas de transporte compartido y las de renta de casas, donde quedarían sujetas al impuesto al valor agregado (IVA) estándar de 16 por ciento que se cobra en México. ¡Usted qué opina!

Comentarios