El relato de las grandes batallas se centró durante mucho tiempo en líderes que se convirtieron en legendarios como Alejandro Magno, Napoleón o Federico II. Arnaud Blin va más allá, en innovador enfoque ofrece una presentación completa de esas confrontaciones, desde el papel del soldado raso hasta el general.

Penetra en la estrategia puesta en práctica y la tecnología del armamento, sin omitir, clave en los antecedentes, en el contexto político, religioso y social de cada conflicto bélico.

El autor nació en Boulogne-Billancourt, Francia, el 23 de mayo de 1960.

En 1980 se incorporó al segundo regimiento de artillería de Landau, Alemania Occidental. Participó en maniobras con las fuerzas de la OTAN y también se formó en el séptimo Comando de Trêves.

Estudió ciencias políticas e historia en la Universidad de Georgetown, Washington, de derecho internacional en la Universidad de Tufts, Medford, y de historia de las religiones en la Universidad de Harvard, Cambridge.

Especialista en historia política y militar, sus obras se han traducido al inglés, italiano, rumano, búlgaro y español.

Su libro, Las batallas que cambiaron la historia, enlista once relatos de conflictos que en diversas partes del orbe modificaron el futuro.

Hay una atractiva frase de Mariscal Foch, Los principios de la guerra (1906): “No hay victoria sin batalla. Lo único que cuenta es la decisión que se toma través de las armas, porque solo así se define un vencedor y un vencido, se modifica la situación de las partes: una se convierte en dueña de sus actos, la otra se ve obligada a someterse a la voluntad del adversario. Sin batalla, sin decisión, no hay nada.

” En la introducción, se resalta: “La dificultad del historiador no solo radica en el hecho de que el relato de una batalla no puede abarcar –aunque los conozca– todo los acontecimientos que debe considerar a la hora de tomar decisiones.

“La dificultad principal reside sobre todo en el hecho de que relatar una batalla es una actividad racional, cuando la batalla en sí misma está impregnada de irracionalidad, al igual que la guerra.

” También cita: “…resulta casi imposible realizar un análisis objetivo y completo de los pormenores de una guerra, porque los hechos que se colocan en la balanza son muchos y complejos, sobre todo en su interacción, difíciles de identificar y de sopesar entre sí.

“Algunos historiadores lo intentaron. El más conocido de ellos es Tucídides, autor de Historia de la guerra del Peloponeso.

“En un contexto diferentes, otro testigo de excepción y secundario escribe una obra maestra sobre el enfrentamiento entre aztecas y españoles durante la conquista de México. Bernal Díaz del Casillo, quien se destaca por haber combatido como soldado raso al lado de Cortés, es tal vez el único que podría estar a la altura del gran historiador griego con su historia verdadera de la conquista de la Nueva España.

” Estos son los 11capítulos.

Primera parte, sueños de mperio.

“1. Gaugamela. 331 a. C” “2. Zama. 202 a. C” “3. Los campos cataláunicos. 451” Segunda parte, choque de culturas.

“4. Yamuk y Qadisiya. 636 (¿)” “5. Hattin. 4 de julio de 1187” “6. Ayn Yalut. 7 de octubre de 1571” Cuarta parte, Europa renace de sus cenizas.

“7. Tenochtitlán. Agosto de 1521” “8. Lepanto. 7 de octubre de 1571” Cuarta parte, Occidente hacia la guerra total.

“9. Lutzen. 6 de noviembre de 1632” “10. Borodinó / del río Moscova. 7 de septiembre de 1812” “11. Stalingrado. Julio de 1942-febrero de 1943” De Editions Perrin. 2014. Derechos exclusivos de edición en castellano para América Latina. Grupo ILHSA SA para su sello Editorial El Ateneo, 2016. Primera edición de mayo de 2016. Segunda edición: septiembre de 2016.

Comentarios