El empleo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se ha incrementado considerablemente en los diferentes ámbitos de la vida del ser humano, por lo que el ámbito educativo no es la excepción. Las TIC se encuentran presentes en los discursos políticos y educativos a nivel internacional, nacional, estatal y local; y el proceso de su incorporación en las aulas constituye un reto para los docentes, ya que requieren de un dominio no solo instrumental, sino didáctico, el cual les permita transitar de procesos orientados a la enseñanza a procesos orientados al aprendizaje, de tal manera que se trabaje en comunidades de aprendizaje que favorezcan la construcción de conocimientos, tanto de manera individual colaborativa.
Hablar sobre el desarrollo de habilidades digitales es un tema de actualidad e interés para docentes, alumnos y padres de familia; el cual está presente en el modelo educativo de la educación básica (SEP, 2017) como una estrategia transversal para potenciar el empleo de las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos de en los diferentes niveles, sin embargo, es pertinente reflexionar, ¿cuál ha sido la formación continua que los docentes en servicio han recibido para incorporar las TIC en su práctica docente?, ¿qué programas se han implentado para que los docentes desarrollen habilidades digitales con sus estudiantes?
En este espacio retomaré tres programas que se han implementado en los últimos años en México para fomentar el manejo de las TIC, desde una perspectiva didáctica en el salón de clases, los cuales buscan desde los objetivos que plantean: superar la concepción reduccionista que considera a la tecnología como el fin de la educación, ya que es importante puntualizar que el aspecto tecnológico constituye el medio para la construcción de conocimientos con sentido y significado para los alumnos, de tal manera que el empleo de diversas herramientas tecnológicas les sean de utilidad para aprender no solo para la vida, sino durante ella.
Enciclomedia inició en 2004, fue dirigido a estudiantes de quinto y sexto grado de primaria, y dentro de sus principales características fue la digitalización de los libros de texto, así como la incorporación de algunos recursos multimedia, si se habla de niveles de apropiación de las TIC desde la perspectiva de la Unesco (2016), se remite a la integración, pues el empleo de los pizarrones interactivos facilitó la presentación de los contenidos de los libros de texto utilizados por los estudiantes, así como la transmisión de información.
El Programa de habilidades digitales para todos (HDT) se desarrolló en 2009, con el objetivo de mejorar los procesos de aprendizaje en los alumnos de educación básica, a partir del empleo de las TIC, así como del manejo de software interactivo en los que se construían objetos de aprendizaje (ODA); en cuanto a nivel de apropiación de las TIC, de acuerdo a la Unesco (2016), se considera una etapa de reorientación, en donde se presenta una participación activa de los estudiantes con las TIC, cuya finalidad se orienta a la construcción del conocimiento.
Finalmente, en este espacio haremos mención del programa Mi compu-Mx, el cual se llevó a cabo en el ciclo escolar 2013-2014 en los estados de Colima, Sonora y Tabasco; una de las aportaciones más significativas fue que ya no solo se contaba con un pizarrón inteligente en el aula, sino que cada uno de los docentes y alumnos tenía una tableta, se incrementó la variedad de software para trabajar diversos temas de en distintas asignaturas. La apropiación de las TIC desde la clasificación de la Unesco se encuentra en un tránsito entre la reorientación y la evolución, pues al contar cada uno de los docentes y alumnos con una tableta, se generan más posibilidades para representar, procesar, transmitir y compartir la información.
Después de estos programas, se han implementado otros como: Programa piloto de inclusión digital (2013 – 2015), Programa @prende (2014 – 2015), Programa @prende 2.0 (2016-2017), los cuales revisaremos en otro momento, sin embargo, concluyo este espacio con algunas preguntas de reflexión: ¿cuáles son los principales desafíos que enfrenta el docente de educación básica en el siglo XXI?, ¿qué características tienen las prácticas exitosas de los docentes?, ¿qué papel desempeñan las TIC para el desarrollo de ambientes de aprendizaje significativos?, ¿cómo mejorar el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje en la actualidad?

Comentarios