Esta es de esas novelas que parecen mezclarse entre insólitas realidades y la descripción de bien construidas fantasías.
Celia del Palacio, autora de Las mujeres de la tormenta, con el agregado de: la historia de México narrada a través de seis vidas tocadas por el valor.
Es doctora en historia por la Universidad Nacional Autónoma de México, integrante del Sistema Nacional de Investigadores, de la Academia Mexicana de la Ciencia y del PEN Club Internacional.
Su bagaje cultural es más que completo. Se conoce que ha abordado, en calidad de investigadora, temas interesantes y muy actuales: violencia contra los periodistas; periodismo en México, siglos XIX y XX, y las relaciones entre la ficción y la historia.
De su producción se anotan: No me alcanzará la vida, novela histórica sobre la guerra de Reforma. Hollywood era el cielo, biografía novelada de la actriz potosina Lupe Vélez, y Adictas la insurgencia, sobre el papel de las mujeres en la guerra de Independencia, así como Leona Vicario, reeditada en 2018.
Tal vez parezca amplia, excesiva la introducción, pero ayuda a entender la naturaleza de sus relatos.
Se conformarían síntesis de esta su nueva obra. “Las mujeres de la tormenta es un viaje al corazón de la Vera Cruz, el puerto que, tras ser fundado por Hernán Cortés en el siglo XVI, recibe a Mwezi como parte del primer cargamento de esclavos que arriba a la Nueva España; muy pronto la princesa africana descubrirá que ahí la vida es tan pesada como su aire salado”.
Y el siguiente: “Un siglo más tarde, Beatriz, la enigmática condesa de Malibrán, es una abnegada esposa de la que nadie sospecha que durante las noches asesina a sus amantes”.
En tercer lugar, muy cronológico. “Hacia finales del siglo XVIII la sombra de la Inquisición persigue a la Mulata de Córdoba, acusada de tener un pacto con el demonio”.
Otra más: “En la primera mitad del siglo XIX, Jacinta, una joven sirvienta de la casa de Antonio López de Santa Anna, se arriesga a todo por conseguir el corazón de su amo”.
Más acercado en el tiempo: “Casi 100 años después, en pleno Maximato, Anastasia busca venganza y persigue sin tregua al hombre que la humilló y despojó de su herencia”.
Y, finalmente: “La repentina muerte de Selene, una activista social que investiga la creciente ola de feminicidios en la región, termina por unir sorpresivamente el destino de estas mujeres. Una antigua daga y una serie de diarios ayudarán a sus hija Lilith a esclarecer el crimen”.
Hay marcos de suspenso, de lo inesperado, que conectan, acercan a los fines de la escritora, muy hecha, y que domina matices del idioma, vinculándose con un número creciente de lectores.
De editorial Planeta, la primera edición fue publicada en abril de 2019.

Comentarios