Es subsecretario de Gobierno; además, ha desarrollado otras actividades y oficios, como taxista

Pachuca.- Joven, 38 años, Juan Luis Lomelí Plascencia define bien las funciones de la Secretaría de Gobierno, de la que es subsecretario: “Nos corresponden asuntos políticos y sociales. Se tratan con partes interlocutoras entre la misma sociedad, grupos agrarios, asociaciones y propias del mismo gobierno”.

Acota: “Es la parte interesante, ante una diversidad de problemas de salud, de obra y otras no menos importantes. Se sopesan, se busca la correcta información y se plantea”.

Reconoce, a pregunta expresa, que Ixmiquilpan es un foco rojo. Como de riesgo latente. “Merece la mayor atención ante división de grupos. Pero nadie quiere afectar, en ese entorno, a los balnearios. Detonador económico en la región. Por muchos años; ignoro con precisión cuántos”.

Espera, dos o tres segundos en breve silencio, para sustentar: “Generan más de 13 mil empleos directos, con un poco más de 20 balnearios, que se extienden por una ruta ya acreditada; para todos los gustos”.

Luego alude a localidades, como el mismo Ixmiquilpan, Tecozautla, Huichapan, Tasquillo, Chilcuautla y Cardonal.

Pensar en los visitantes

“El visitante advierte que es una zona complicada y se aleja; no va. Y nos corresponde, en un pacto común, retornar a esa zona de calma, de gente amable. Porque así la conocí. Era un gusto viajar en un fin de semana y encontrar siempre atenciones, y sin temores ocultos.”

Lomelí Plascencia fue criado en esa amplia zona urbana que es la 11 de Julio, o como también era identificada, Unidad Minera.

“Estudié primaria en la Plan de Guadalupe, secundaria en la federal uno. Bachillerato, una parte en la Prepa uno y la concluí en abierta. Luego, administración en la Ciudad de México. Empecé en una incubadora de empresas, a través del Instituto de Capacitación para el Trabajo.”

Casado, con cuatro hijos, acepta, sin penas, que un poquito se “descarriló” en la preparatoria.

“Era buen estudiante; me gustaba, pero a veces, tal vez por la edad, se cae en baches, pero no me dejé atrapar y seguí. Ahí está el secreto para no estacionar el destino de uno.

Su vida no fue calma: “Buscaba prepararme mejor con salarios que me permitieran salir adelante.”

Ocupaciones diversas

Confía de muchas ocupaciones que tuvo, entre otras, taxista, relojero.

“A los 13 años, bien recuerdo empecé con la franeleada.”

¿Le iba bien?

“A veces sí; buenas jornadas, cansadas por andar brincoteando entre automóviles ofreciendo mis servicios; otras no tanto. Lo he llegado a manifestar como en un íntimo resumen: luces y sombras.

“Tenía el deseo de ser policía federal. Preparado en cursos especializados.

“Estuve en la academia, con sede en San Luis Potosí. Excelente. Solo me mantuve un mes. Me regresé con los míos; extrañaba: familia, amigos, el entorno.”

Entonces, giro inesperado, ingresó al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“El presidente del comité directivo estatal era Jorge Rojo. Emprendedor, con la capacidad natural de hacer naturales relaciones.”

Estuvo en la secretaría de orientación como técnico, el titular era Jesús Ricardo Amador.

Reconoce su inclinación priista.

Hacer la talacha

“Desde los 14 años estuve lo que llamábamos la talacha; pegaba pendones, asistía a diversas reuniones; transitoriamente de logística con Orlando Arvizu Lara, originario de San Felipe Orizatlán.”

Esa parte de estar en una organización política le dibujó su futuro.

“Luego llegó Omar Fayad como dirigente estatal y al tiempo diputado federal. Me invitó a trabajar. Puedo decir que no le alcanzan las horas del día para dar curso a los pendientes. Le he aprendido. Lo considero mi amigo. Intuyo que hay una natural correspondencia.”

Después vino la campaña por la senaduría, que logró. Y adelante, buscar la gubernatura del estado.

“Si no me equivoco, contendieron también Francisco Javier, José Guadarrama, Salvador Torres y Velia Ramírez. Fue en 2016. Electo mandatario estatal.

“Con la aspiración de seguir a su lado, estimo que entendió mi deseo, porque me anunció: ‘Vas a la subsecretaría de Gobernación’.

“Es entonces que debes valorar; lo hice, que antes de aspirar debes saber, sin engañarte, que cumplirás.

“Hay dos subsecretarías y dos coordinaciones, una jurídica y la otra centro de información y seguridad estatal (CISE).”

Adelanta de próximos acontecimientos electorales.

Juan Luis Lomelí

Las disputadas alcaldías

“El próximo año, 2020, renovación de presidencias locales, en donde es común que los vecinos se interesen por quiénes son los candidatos. Los identifican, muy conocidos. Hay familias que discrepan y lamentablemente llegan a dividirse. Tal es lo que se despierta a la luz de estos comicios “Posteriormente, vienen los relevos de diputados, locales y federales y, ya, posteriormente, la decisión en las urnas por la gubernatura.

“En los municipios, reitero se da el primer contacto de la ciudadanía con las autoridades.”

Conoce del asunto. Le interesa. Diserta.

“De 10 años para acá las elecciones han dejado de ser homogéneas. Como partidos, el panorama lo dejaría en que se da una mayor competitividad. Por lo que hace al PRI, se tendrán que elegir nuevos cuadros, invocando una mayor participación de militantes.

“Afirmo: el PRI no está muerto. Nada más alejado de la verdad. Que en política, como otras muchas actividades, hay tiempos y circunstancia. Aplicaría aquello de que nada es para siempre “De lo suyo, lo que le gusta”, apunta, sin que exprese al reportero la palabra confidencialidad.

Futbol con color americanista

“Jugué futbol, pero me fracturaron tibia y peroné. A los 12 años estaba en fuerzas básicas. En la cancha funcionaba en dos posiciones, particularmente medio campo y lateral. Considero que lo hacía bien.

“Me orientaba Miguel Rico Plasencia, quien es el primer hermano de mi mamá.”

La confesión de su favorito en el balompié mexicano despierta poca respuesta.

“Al América… y de hueso colorado… Miguel Herrera, el entrenador es de los mejores resultados.”

¿Y de los Tuzos, el Pachuca, el de acá?

Con un sentido especial de humor, responde que “valorará para el futuro”.

También participó en basquetbol y natación, que fueron sus áreas en sus épocas de estudiante.

“El tiempo que me deja libre mi responsabilidad se lo otorgo, desde luego, a mi familia, a mis amigos. Soy de hacer amigos. El esparcimiento, en suma, se va debilitando; pocas horas.”

Califica los tres primeros años de la gestión como satisfactorios. “Se han cumplido metas”.

Este día viste cómodo: camisa a cuadros, pantalón beige. No toma más que agua natural. Rechaza, con un gesto, la posibilidad de un café, y añade: “Hay que mantener la condición física, alimentarse bien, sanamente, es lo correcto, sin caer en excesos. Ninguno”.

Era buen estudiante; me gustaba, pero a veces, tal vez por la edad, se cae en baches, pero no me dejé atrapar y seguí. Ahí está el secreto para no estacionar el destino de uno

Juan Luis Lomelí

Comentarios