Durante mucho tiempo se ha analizado la forma en cómo los funcionarios públicos toman decisiones cuando están al frente de un cargo público. Y la mayoría de ellos siguen implementado políticas públicas basadas en “ocurrencias” o simplemente “para salir al paso” (como decía Lindblom).
Un ejemplo de ello es el Instituto Hidalguense del Deporte (Inhide) que, desde noviembre de 2016, se ha dedicado a entregar paquetes deportivos en diferentes municipios del estado con el propósito de “llevar a cabo detección de talentos […] e incentivar la práctica deportiva entre los jóvenes”, según los tuits de Fátima Baños, directora del Inhide.
Yo les preguntaría, ¿ustedes creen que con la entrega de dos balones de basquetbol, dos de futbol, dos hula hulas y 11 casacas deportivas se puede iniciar un proceso de detección de talentos deportivos en las escuelas de Hidalgo? Sinceramente yo no lo creo.
En primer lugar, no considero que la entrega de paquetes deportivos responda a una política pública integral, ni mucho menos a una estrategia gubernamental bien diagnosticada, diseñada e implementada, y sobre todo, ¿cómo pretenden evaluar los resultados?
En segundo lugar, para detectar a niños y niñas con habilidades deportivas se necesita un entrenador(a) capacitado(a), instalaciones bien acondicionadas, un plan de seguimiento elaborado por un grupo multidisciplinario de especialistas, presupuesto y creatividad. No solamente un paquete deportivo que cuesta mil 474.39 pesos.
Ahora bien, lo peor de estas políticas basadas en “ocurrencias” no es que se ataca un problema público mal diagnosticado, sino que en el intento de diseñar “buenas estrategias”, los funcionarios malgastan los recursos públicos que, además de ser escasos, son de todos los ciudadanos.
De acuerdo con una solicitud de información, en cinco meses el Inhide ha entregado 55 paquetes deportivos, la mayoría de ellos en municipios de la Huasteca, yo les preguntaría, ¿cómo se eligieron a las escuelas beneficiarias? ¿Se hizo un diagnóstico previo?, o ¿simplemente fue una mera ocurrencia?
El gasto total que ha hecho hasta ahora el Inhide es de 81 mil 93.1 pesos en estos paquetes deportivos, yo les pregunto, ¿no se pudo haber utilizado ese dinero en otras estrategias mejor planeadas y mejor sustentadas?

Sin licitación

Y por si fuera poco, la compra de esos artículos deportivos por parte del Instituto Hidalguense del Deporte fue mediante adjudicación directa, sin llevar a cabo un proceso de licitación pública. Ustedes saquen sus propias reflexiones.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios