Hoy, cuando abundan las comidas, las rosas y los cumplidos para las madres de todo el país, vale la pena ver cuál es la cruda realidad para ellas. En Hidalgo, nuestro estado, las madres que trabajan no gozan de buenas condiciones laborales. Más bien todo lo contrario: Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2016, del universo de madres ocupadas durante el cuarto trimestre de 2016 (con al menos un hijo nacido vivo), 37 por ciento trabaja en el sector informal, es decir, no tiene el privilegio de tener derechos laborales como se supone todos los mexicanos deberíamos tener. Luego, 29.4 por ciento trabaja en empresas y negocios y 17.9 por ciento labora en instituciones públicas o privadas. Esto respecto a la unidad económica donde trabajan, pero si hablamos del tipo de ocupación, 25.6 por ciento de las madres trabajan en servicios personales; 25.1 son comerciantes y 19.6 por ciento son trabajadoras industriales, artesanas y ayudantes. Quienes no son madres, tienen mejores perspectivas laborales aunque también trabajan más. Entre las mujeres que no tienen hijos, la mayoría labora en empresas (44.5 por ciento); después, sigue quienes lo hacen en el sector informal (23.1), y al final quienes se desempeñan en instituciones públicas o privadas (19.1 por ciento). Pero además, los ingresos de las madres trabajadoras son precarios. De acuerdo con la encuesta, 59.9 por ciento de madres ocupadas tiene ingresos de hasta dos salarios mínimos. Esta cifra es significativa pues dice mucho del país que tenemos. Una nación donde muchas madres tienen que trabajar porque el salario de su pareja no alcanza para solventar todos los gastos. Y una nación, además, en donde el trabajo de las madres no es bien remunerado. Entonces, tenemos familias en donde los jefes de familia casi nunca están y cuyos ingresos además son insuficientes. Estará de acuerdo, lector, que no hay mucho qué festejar y sí mucho trabajo por delante para mejorar la condición de las madres trabajadoras mexicanas. De filón. México fue el segundo país más letal del mundo en 2016, según un reporte publicado ayer por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés). ¡Vaya dato!

Comentarios