Los diputados locales analizan el presupuesto del próximo año y resulta interesante ver a qué rubros el gobierno estatal le quiere dar prioridad. Por principio de cuentas, destaca que la administración del gobernador Omar Fayad Meneses busca destinar más recursos para pagar la deuda pública. Para 2016 el gobierno estatal proyectó 385 millones 694 mil 884 pesos para cumplir con los compromisos crediticios del estado. El gobierno de Fayad propone, en cambio, destinar 620 millones 215 mil 89 pesos en 2017, lo que significa un aumento de 234 millones. Se trata de un incremento importante que habla por sí solo de la intención de reducir, lo más pronto posible, la pesada losa de la deuda estatal. Por otra parte, el ejecutivo estatal propone aumentos significativos en los rubros de educación (mil 289 millones de pesos), salud (914 millones) y seguridad (853 millones), lo que permite observar cuáles son las prioridades del gobierno estatal. Nadie puede escatimar ni censurar la decisión gubernamental de aumentar significativamente el presupuesto destinado a educación, salud y seguridad, que son los rubros que a la ciudadanía le preocupan. Lo que debemos observar, como parte de una sociedad crítica, es ver de qué manera pretende el gobierno estatal gastar esos recursos cuya cantidad y magnitud salen de la comprensión del ciudadano común. De filón. Sigue la mata dando en el caso que involucra a Marco Antonio Rico Moreno con la constructora Crimsa. Según una minuta dada a conocer ayer, el subsecretario de Obras Públicas de Hidalgo aún se ostenta como director general de la constructora Crimsa. ¿No es esto conflicto de interés, o mejor dicho, corrupción?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios